Popular channels

¿Dónde vas con esa facha?

La semana de Peñafiel: ¿Pero dónde vas con esa facha?




Esto pudo preguntarle Felipe a Letizia al verla aparecer vestida de tal guisa: vaqueros rotos, maltratados, zapatillas de deporte y camiseta estilo indie. Un poema. ¿Pero es que en La Zarzuela no hay nadie que se atreva, no ya a aconsejarle sobre lo que tiene que ponerse, sino aquello que no debe? Por las fotos publicadas esta mi semana, más bien ni su marido puede. Al parecer, a la consorte le gusta sorprender al personal, pero sobre todo a la prensa, con inadecuados atuendos, impropios para su edad y circunstancias. Hasta la prensa inglesa se ha hecho eco del ridículo look con el que Letizia fue al cine, preguntándose cómo habrá sentado entre los españoles. Simple y sencillamente, mal. Y ABC, con un artículo de María Luisa Funes, titulado "El riesgo de ser demasiado moderna", recordaba con Christian Dior, "para que una mujer sea elegante tiene que respetar tres normas fundamentales: sencillez, buen gusto y un impecable cuidado personal". Según la autora, "Doña Letizia llevó al límite el modelo, convirtiendo en aceptable lo ridículo recurriendo a un atuendo imposible que distaba mucho de ser elegante. Es recomendable mantener la prudencia". ¡Hola!, en su línea respetuosamente cortesana, escribía que Letizia ofrecía "una imagen muy desenfadada y juvenil, sumándose a la tendencia de los ripped jeans que han puesto de moda actrices y modelos". Pero ella ni es Nieves Álvarez ni Jennifer López ni Miranda Kerr o Selena Gomez que la revista amable pone como ejemplos para Letizia cuando ella lo que tiene que ser es una modelo de Reina, (con perdón), pienso yo. ¿Qué habrá pensado Doña Sofía cuando haya visto estas fotografías? La opinión del buen Rey Juan Carlos la supongo. ¿Don Felipe? Prefirió esconderse tras la barba. Posiblemente porque la resignación alivia todos los males sin remedio. El peligro es que esa resignación puede convertirse en un suicidio diario. Si lo que pretendía Letizia era ser una it girl o una trend setter, lo ha conseguido. Sin importarle el ridículo de su aspecto.
0
0
0
0No comments yet