Canales populares

Drones: buen negocio

La pasión de volar con drones, un negocio que levantó vuelo

Lo que comenzó como un hobby, pronto se transformó en una salida laboral. Las filmaciones y las fotografías en alta definición desde el aire son un servicio que tiene cada vez mayor demanda.


Daniel Luna asegura que iba a hacer volar aviones a control remoto al aeroclub desde que estaba en la panza de su mamá. De niño se dedicó al aeromodelismo, armando sus propios modelos con madera balsa y, a los ocho años, fue su papá quien le enseñó a comandar naves no tripuladas.

La pasión por la actividad fue creciendo y con el tiempo conoció a su actual socio, Gustavo Álvarez, un ingeniero mecánico con el que comenzaron a pensar qué beta comercial podía tener ese hobby. Luego se sumó Susana Unrein al emprendimiento y encontraron la respuesta: realizar imágenes aéreas.

“Al principio surgió como algo muy light. Fuimos probando con un helicóptero al que le anexamos una cámara de video casera. Eso fue hace unos siete años. Cuando vimos las imágenes dijimos que teníamos que mejorarlas para poder ofrecer un servicio profesional. Luego pasamos a un helicóptero eléctrico, le pusimos un domo y usamos una cámara reflex de muy buena calidad. Pero por razones de costos operativos y porque a nivel seguridad, el helicóptero no es tan fiable como un cuadricóptero, optamos por cambiar la plataforma y empezar a operar con esos aparatos”, explicó.


Ese paso fue el que los animó a lanzarse de lleno a la actividad y a poner en marcha el emprendimiento que llamaron Helivisión. “Con los nuevos equipos se pueden hacer cosas más lindas, volar más cerca de las personas, tener mayor precisión. Fuimos progresando, pusimos una página (www.helivision.com.ar) y empezamos a ofrecer servicios y a hacer videos de interés general como la salida del Sampan del Puerto de Santa Fe”, dijo Luna.

Justamente ese video, que se compartió en www.unosantafe.com.ar, solo en el sitio de Diario UNO tuvo casi 19.000 visitas. El video fue un éxito y les permitió a los emprendedores ganar visibilidad. “Del Sampan teníamos fotos aéreas que eran muy lindas y cuando nos enteramos que se iba decidimos ir para filmar. Salió muy bueno el video y fue una muy buena experiencia”, aseguró Luna.

Cómo se trabaja

“Cuando se despega, el aparato ya está filmando. Sino también eso se puede hacer después mediante un control remoto. Pero nos gusta filmar desde que sale hasta que aterriza el cuadricóptero. Después, lo que tiene que ver con la edición del video por lo general lo hace la productora que nos encarga el trabajo. Hay algunas producciones puntuales como el del barco o la del Monumento a la Bandera de Rosario que los hicimos nosotros. Pero los trabajos muy específicos directamente lo hacen productoras de videos que se especializan en el trabajo de la imagen”.

Luna dijo que cuando les piden un trabajo, lo primero que hacen es sentarse con el cliente para saber exactamente lo que necesita. “Hay cosas que se pueden hacer, pero hay otras que no. Por ejemplo, atravesar toda la ciudad con el cuadricóptero no lo podemos hacer”, admitió.

En cuanto a las características de los artefactos, Luna dijo que los vuelos más largos que están haciendo, por cuestiones de seguridad, son de 1,2 kilómetros. Aunque en eso también influyen mucho las cuestiones climáticas. En las pruebas realizadas por los emprendedores llegaron a filmar desde 700 metros de altura y la máxima autonomía lograda fue de 16 minutos.

Al ser consultado sobre cuáles son los tipos de trabajos que les demandan, Luna dijo: “Trabajamos para una productora que nos contrata para exteriores de fiestas y eventos a cielo abierto o en espacios cubiertos. Eso muchas veces sirve para que la gente pueda mostrar en un video de una fiesta todo el entorno donde se hizo el evento. Cuando hay lugares con paisajes muy lindos, este tipo de filmaciones generan un muy buen impacto”.

Otro de los rubros que es demandante de los servicios es el turismo. “Uno de los principales trabajos que hicimos fue para la Administración de Parques Nacionales que nos contrató para filmar las Cataratas en Puerto Iguazú. Hoy el turista se apoya mucho en la web para decidir su destino y no le alcanza con ver una foto cerrada de las instalaciones. En la actualidad hay muchos sitios que aprovechan para mostrar el entorno, la vegetación del lugar. Pero eso después se difunde en una web, en videos publicitarios, en folletería o en lo que se necesite.

Viajamos a cualquier punto del país. Pero ya hay muchas personas que empezaron a dedicarse a este trabajo. En lo que nosotros nos diferenciamos es en la experiencia que tenemos. Eso nos permite ofrecer otro tipo de vuelos, con mayor precisión, a baja altura, a gran altura, a larga distancia, vuelos nocturnos. En eso la experiencia es fundamental.
0
0
0
0No hay comentarios