Check the new version here

Popular channels

EE.UU planea atacar a ultraislamicos en Siria



El presidente Barack Obama se ha resistido por más de tres años a participar en una acción militar en Siria.

No lo hizo cuando el número de víctimas superó los 200.000, ni cuando se utilizaron armas químicas contra civiles, ni cuando los ultraislámicos ganaron fuerza en medio del caos.

Pero el asesinato esta semana del periodista estadounidense James Foley, que fue decapitado y su muerte difundida en un video que horrorizó al mundo, hizo que Obama cambiara de opinión.





La opción militar estadounidense en Siria para frenar a la banda terrorista ISIS hoy parece cada vez más cercana.

Una de las primeras admisiones fue a través de Ben Rhodes, viceconsejero para la Seguridad Nacional, que no descartó nada en este combate. “Estamos considerando lo que sea necesario para enfrentar esta amenaza y no vamos a tener limitaciones de fronteras”, dijo citado por la agencia AP






Rhodes reconoció que ISIS “ha ganado capacidad” en los últimos meses y señaló que el Gobierno de EE.UU. toma “muy en serio” la amenaza que implica la banda terrorista.

Según un informe de inteligencia, el ISIS contaría con una fuerza de 50 mil combatientes, con más de 12.000 extranjeros procedentes de 81 países. Sólo de EE.UU. habría cerca de 100.






Walter Enders, experto en terrorismo de la Universidad de Alabama, dijo que “muchos ultraislámicos vieron a Al Qaeda como un fracaso porque nunca estableció un estado islámico.

El ISIS pelea directamente por tener un territorio y controlar grandes partes del Levante (la región que incluye Turquía, Siria, Egipto, Líbano, Israel, los territorios palestinos y Jordania)”.






En ese sentido, Enders señala que “no hay dudas que las aspiraciones globales del ISIS significan la más seria amenaza terrorista que enfrenta EE.UU.”.

Otro de quienes sugirió una ofensiva en Siria fue el general Martin Dempsey, el jefe del Estado Mayor Conjunto, que señaló que el ISIS es una organización “que puede ser contenida, pero no hasta el infinito”.

“El ISIS, prosiguió, debe ser enfrentado por “ambas partes de una frontera”. Ello implica modificar el rol del régimen del dictador Assad de enemigo a amigo, un costo difícil.








Washington intenta ver la manera de que sus aliados, Gran Bretaña, Francia, Australia y Canadá, puedan involucrarse a través de inteligencia, asistencia militar a las fuerzas kurdas en Irak, a la oposición moderada en Siria y, si fuera necesario, nada menos que unirse a una operación militar comandada por el Pentágono.

En esos países también parece haber consenso en ese sentido, aún con el costo de dialogar con el líder sirio Bashar Al Assad, a quien han venido criticando por su autoritarismo y la feroz ofensiva contra los rebeldes mas moderados que iniciaron la batalla en 2011 para un cambio democrático del país árabe.







En Gran Bretaña el ex jefe del Estado Mayor del Ejército británico, Lord Dannat, dijo que “si se decide por el ataque aéreo sobre Siria será necesario tener la aprobación de Assad” quien controla el espacio aéreo.

Y recordó que “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”.






Sin embargo, desde EE.UU., al menos oficialmente, rechazan esa alianza crítica. “Estoy muy en desacuerdo con la idea de que estemos en la misma página”, dijo la vocera de la cancillería Marie Harf.

Entre las alternativas que Obama baraja es lograr una autorización del Congreso para cualquier acción militar contra el ISIS.

Un mandato parlamentario le daría amparo a nivel doméstico para un uso ilimitado de la fuerza contra la banda terrorista tanto en Irak como en Siria, según dijo a The Washington Post un alto funcionario estadounidense.








Los legisladores ya habían otorgado a George W. Bush una autorización similar en 2001 tras los atentados contra las torres.

Bush también la uso para invadir Irak, aunque ese país no tenia conexión con los atentados.

Otra alternativa es el uso directo de la fuerza, bajo una autorización temporaria que le otorgaría la Resolución de Poderes de Guerra, una legislación de emergencia para proteger a los ciudadanos.







Otra opción sería una luz verde más amplia para enfrentar al ISIS, dijo el funcionario al Post. Obama ha ordenado ataques aéreos en Irak utilizando la primera opción, que tiene vigor por 60 días, hasta octubre.

La segunda opción fue usada en el fracasado intento de rescate de estadounidenses secuestrados por el ISIS en Siria, entre ellos el periodista Foley.





----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

VISITA MIS OTROS POST

0
0
0
0No comments yet