Check the new version here

Popular channels

EE.UU. rechazó pagar rescate por el periodista degollado.



El caso del periodista estadounidense decapitado por la banda ultraislámica del ISIS en Siria, cuyo asesinato fue difundido en un espeluznante video, sigue conmoviendo al mundo.

Ayer se supo que los terroristas pidieron 100 millones de euros (132,5 millones de dólares) a familiares y al editor del diario donde trabajaba, a cambio de la liberación del secuestrado. Pero el gobierno de Estados Unidos se opuso porque, al revés de otras naciones en el mundo, la política oficial es no pagar rescates a grupos terroristas. Familiares de James Foley, que trabajaba para la agencia France Presse y el Global Post y fue secuestrado en Siria en 2012, revelaron ayer a The New York Times que los terroristas del ISIS le habían pedido dinero a cambio de la liberación.

Trabajando. Una foto de James Foley en Aleppo, Siria, en septiembre de 2012. Esta semana, los yihadistas dieron a conocer un video con su ejecucion.

Phil Balboni, director del periódico on line Global Post dijo luego a The Wall Street Journal que el ISIS llegó a pedir un intercambio de prisioneros, entre los cuales figuraba Aaafia Siddiqui, una neuroscientista paquistaní vinculada a Al Qaeda y detenida en Texas.

El Pentágono, en lugar de pagar, decidió ir a rescatarlo el 4 de julio, pero fracasó. Estados Unidos “condujo recientemente una operación para liberar a algunos rehenes estadounidenses detenidos en Siria” a manos del ISIS, informó el portavoz del organismo, almirante John Kirby. “Desafortunadamente la misión no tuvo éxito”, aclaró.

El 13 de agosto, la familia del reportero recibió un último mensaje en el que se anunciaba que en represalia a los bombardeos de la aviación estadounidense a las posiciones del ISIS en Irak, James Foley sería ejecutado. Menos de una semana más tarde el tenebroso video de su decapitación fue enviado a las redes sociales.

Ante la difusión del pedido de los 100 millones de euros, el gobierno estadounidense de Barack Obama subrayó ayer que su política es “no hacer concesiones a los grupos terroristas ni pagar rescates” por secuestrados por considerar que financia sus actividades y pone en peligro a todos sus ciudadanos en el exterior.

“No hacemos concesiones a los terroristas, eso incluye que no pagamos rescates”, dijo tajante la portavoz adjunta del Departamento de Estado, Marie Harf, ante la pregunta de si el Gobierno se está planteando cambios en su forma de actuar tras la ejecución de James Foley y sabiendo que el ISIS tiene en su poder a otro periodista norteamericano. Obama dijo el miércoles que será “implacable” con los autores del asesinato.

La posición de Estados Unidos es clara, pero no es la única y la muerte del periodista reaviva el dilema de los gobiernos occidentales: no pagar los rescates de los rehenes y arriesgar sus vidas, o pagarlos y así financiar a los secuestradores e impulsar los secuestros.

Estados Unidos y el Reino Unidos desde hace tiempo ya han decidido rechazar cualquier intercambio a cambio de dinero. Pero otros países europeos, entre ellos Francia o Italia, aunque lo niegan oficialmente, lo han hecho en varias oportunidades, a veces a través de intermediarios.

“Estados Unidos pudo negociar sobre otros temas, como se vio recientemente en Afganistán, donde liberaron presos de Guantánamo a cambio de su soldado capturado, pero como los ingleses o los israelíes, en materia de dinero su política es firme: no se paga”, dijo a la AFP Alain Chouet, ex jefe del servicio de inteligencia de los servicios secretos exteriores franceses. “De todas maneras, los rehenes representan un verdadero dilema”, agregó. “Por un lado, habría que defender a sus ciudadanos por todos los medios, pero por otro la experiencia prueba que cuando no se paga, hay menos secuestros de sus ciudadanos. Nosotros, los países que pagamos (por Francia), somos a veces considerados por los movimientos terroristas como vacas lecheras, porque le suministramos una renta y de manera muy fácil”.

“El pago de rescates lleva a nuevos secuestros y nuevos secuestros llevan a nuevos rescates y refuerzan a las organizaciones terroristas. Hay que romper el círculo vicioso”, agregó. Los expertos en terrorismo calculan que el ISIS acumuló ya US$ 125 millones por rescates de sus rehenes.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New