Check the new version here

Popular channels

Egipcio no quiso saludar a yudoka Israelí

La rivalidad entre Israel y Egipto llega al tatami
Un yudoca egipcio se niega a darle la mano e inclinarse, como manda el reglamento, ante un israelí tras perder su combate de judo




La histórica rivalidad entre Israel y Egipto ha quedado patente este viernes sobre el tatami del Arena Carioca 2, donde el yudoca egipcio Islam El Shehaby se ha negado a darle la mano al israelí Or Sasson después de que este le ganara en los octavos de final de la categoría de más de 100 kilos.

Derrotado por ippon del israelí, El Shehaby ha rechazado la mano tendida de su rival, lo que ha provocado el abucheo de los aficionados reunidos en el Arena Carioca 2. El egipcio tampoco ha realizado el tradicional saludo del judo, inclinándose ante su rival, lo que ha provocado que el juez del combate, contrariado por su acción, le llamara al orden para que lo ejecutara.



“No hay obligación de dar la mano al final de un combate, pero sí es obligatorio inclinarse. Es por ello que el egipcio ha sido llamado para que se inclinara y lo ha hecho”, ha comentado un portavoz de la Federación Internacional de Judo en un correo electrónico.

“Sin embargo, su actitud será examinada después de los Juegos para ver si deben tomarse medidas adicionales”, señalaba el comunicado que recordaba que “en el pasado no es seguro que un combate como este se hubiera celebrado. Ya es un gran progreso que los países árabes acepten combatir contra Israel”, señala el portavoz federativo.

El presidente del Comité Olímpico de Egipto, Hesham Hatab, declaró a AFP después de que el sorteo emparejara a ambos judokas que no retirarían a su representante, porque no quería “mezclar la política con el deporte”.

El COI ha calificado de “absolutamente inaceptable” el gesto del yudoca egipcio. Su portavoz, Mark Adams, ha manifestado que “me gustaría recordar a los deportistas cuál es el espíritu olímpico: construir puentes, nunca levantamos muros”. A juicio de Adams, que un deportista, “por la razón que sea”, no acepte dar la mano a su rival “es una auténtica vergüenza”.

Respecto a si podía considerarse un gesto político, que está prohibido en los Juegos Olímpicos, Adams indicó: “Preferimos informarnos detenidamente para ver qué ha sucedido y hablar con ambos equipos”.

0
0
0
0No comments yet