Egipto dice que es necesaria una acción global para contrarr

Egipto dice que es necesaria una acción global para contrarrestar a Estado Islámico


Por Jason Szep y Shadi Bushra
EL CAIRO (Reuters) - Militantes de Estado Islámico en Irak y Siria están generando vínculos con otros grupos extremistas en la región, dijo el sábado el ministro de Relaciones Exteriores de Egipto, que respaldó el llamado de Washington a realizar una acción global para contrarrestar la amenaza.
Grupos militantes que comparten la ideología de Estado Islámico y "toman al Islam como excusa" deben ser enfrentados, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Egipto, Sameh Shukri, en una conferencia de prensa conjunta con el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en El Cairo.
El fuerte respaldo público egipcio a la campaña de Estados Unidos contra Estado Islámico contrasta con una respuesta dispar en otros lugares de la región y demuestra lo lejos que ha llegado El Cairo para restaurar su lugar como uno de los principales aliados de Estados Unidos en el mundo árabe.
"Tomaremos todas las medidas para eliminar este fenómeno, ya sea en Libia o cualquier otra parte del mundo árabe o en el continente africano en particular", sostuvo Shukri.
El llamado de Egipto a una acción internacional da un impulso necesario al esfuerzo de Kerry por generar respaldo global para el plan del presidente Barack Obama de atacar ambos lados de la frontera siria-iraquí y derrotar a los combatientes suníes de Estado Islámico.
El jueves, Kerry obtuvo el respaldo de 10 países árabes -Egipto, Irak, Jordania, Líbano y seis estados del Golfo Pérsico, incluyendo a Arabia Saudita y Catar- para una "campaña militar coordinada" contra Estado Islámico.
Sin embargo, no está claro aún el papel específico de cada uno de esos países en la coalición. Pocos de ellos se han comprometido públicamente a acciones militares u otras medidas, particularmente en Siria, donde aún se desarrolla una guerra civil de tres años.
La respuesta de Europa ha sido dispar.
El papel de Egipto podría ser crucial. Funcionarios de seguridad egipcios temen la amenaza de militantes egipcios desde el otro lado de la frontera con Libia y de Ansar Bayt al-Maqdis, el grupo militante más peligroso de Egipto, que opera en la Península de Sinaí.
Ambos están vinculados o inspirados en Estado Islámico.
"Finalmente, esta ideología extremista es compartida por todos los grupos terroristas. Detectamos vínculos de cooperación entre ellos y vemos un peligro en la medida en que cruza fronteras", sostuvo Shukri.
En la conferencia de prensa, Kerry sugirió que Egipto, considerado como un centro intelectual en el mundo árabe, puede ejercer una enorme influencia para contrarrestar la ideología de Estado Islámico, desde su tamaño como el estado más poblado del mundo árabe hasta sus poderosos clérigos musulmanes.
Estados Unidos quiere que Egipto use su autoridad islámica para enviar un mensaje de moderación en Oriente Medio para contrarrestar a la ideología extremista de Estado Islámico.
"Como capital intelectual y cultura del mundo islámico, Egipto tiene un papel crítico para jugar al renunciar públicamente a la ideología que disemina ISIL", dijo Kerry, que usó las siglas en inglés del nombre antiguo del grupo, que se hacía llamar Estado Islámico en Irak y el Levante.
(Escrito por Michael Georgy y Jason Szep; reporte adicional de John Irish en París. Editado en español por Gabriela Donoso/Patricio Abusleme)