El 2014, un año emblemático para la Armada de Rusia





El año 2014 ha marcado hitos importantes para la Marina de Guerra de Rusia, que el próximo 27 de julio celebra su día. Entre los acontecimientos de mayor importancia destacan la incorporación a la Armada del submarino nuclear polivalente "Severodvinsk", buque insignia del proyecto 885 clase Yasen, y del submarino nuclear estratégico "Alexandr Nevski", el segundo del proyecto 955 clase Boréi, así como la puesta de quilla de los próximos sumergibles de esos proyectos.

Asimismo, se están realizando las pruebas del submarino diésel-eléctrico "Novorossiysk" (proyecto 636.3) y de la fragata insignia "Almirante Grigoróvich" del proyecto 11356 para la Flota del mar Negro; fue botado el dragaminas "Alexandr Obujov", buque insignia del proyecto 12700. La incorporación a la Armada de varios buques y submarinos evidencia que la Marina de Guerra rusa se ha recuperado de la crisis que vivió en los años noventas, aunque fue precisamente entonces cuando comenzó la construcción de los submarinos portamisiles "Yuri Dolgoruki" (1996) y "Severodvinsk" (1993), embarcaciones insignia de los proyectos Boréi y Yasen.

Una fila de submarinos




Uno de los hitos más notables de la historia reciente de la Armada rusa tuvo lugar en 2013 cuando fue incorporado el "Yuri Dolgoruki", submarino estratégico insignia del proyecto 955 clase Boréi. El 2014 ha sido marcado por un acontecimiento igual de importante: la incorporación el pasado 17 de junio del submarino polivalente "Severodvinsk", el primero del proyecto 855 clase Yasen. Para el año 2020 la Corporación Unida rusa de Construcción Naval producirá en serie un total de 16 submarinos, ocho para cada uno de los dos proyectos.

Tres sumergibles del proyecto Boréi ya están listos: el "Yuri Dolgoruki" y el "Alexandr Nevski" fueron puestos en servicio, y el tercero, "Vladímir Monomaj", actualmente pasa las pruebas y, según previsto, se incorporará a la Armada a finales de este año. Asimismo, comenzó la construcción del submarino "Príncipe Vladímir" (Boréi), y este domingo se efectuará también la puesta de quilla del quinto submarino de la serie, el "Príncipe Oleg". En cuanto al proyecto Yasen, se están construyendo actualmente los submarinos "Kazán" y "Novosibirsk", y este domingo comenzará la construcción del "Krasnoyarsk". Yasen es un proyecto sin parangón para la fuerza submarina de Rusia pues incluye los primeros sumergibles polivalentes en la historia de la Armada soviética y rusa que están en capacidad de destruir tanto los objetivos navales como los terrestres, en este último caso con un alcance de hasta 1.500 kilómetros.

Adhesión de Crimea y la Flota del mar Negro




El 2014 es emblemático también para la Flota del mar Negro (FN) que, antes de la adhesión de Crimea a Rusia en marzo pasado, formalmente se basaba en Ucrania. Ahora Moscú no tiene que coordinar con Kiev los asuntos corrientes, como la sustitución de buques obsoletos por nuevos, la rotación de la aviación naval y de otros equipos de combates.

Entre 2014 y 2017, la FN recibirá seis nuevas fragatas del proyecto 11356.1 y seis submarinos diésel-eléctricos del proyecto 636.3. Asimismo, continuará la construcción de la base de la FN en Novorossiysk (territorio de Krasnodar) ideada como adicional mientras la principal se encuentra en Sebastopol, en Crimea.

Los portahelicópteros Mistral




Este otoño se espera la llegada del primer portahelicópteros de clase Mistral construido en Francia para Rusia. Las pruebas del buque, bautizado "Vladivostok", ya están en marcha y, según lo previsto, en octubre próximo atracará en San Petersburgo donde estará dotado de armamento ruso.

El segundo portahelicópteros, "Sebastopol", llegará a Rusia en 2015. Pese a que ambos se basarán en Vladivostok (costa pacífica rusa) no es de descartar que uno de los buques se reubique posteriormente en el mar Negro. Según expertos, la ciudad de Sebastopol dispone de todas las infraestructuras necesarias pues albergó tanto portaviones como portahelicópteros en los tiempos soviéticos.