Check the new version here

Popular channels

El 30% de los porteños es pobre

El dato surgió de un estudio realizado por el propio Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Estiman que, si esa es la realidad de uno de los distritos más ricos, el porcentaje es mayor en la Provincia y en el Norte.



El 28,4 por ciento de los habitantes de la ciudad de Buenos Aires (860.000 personas) vive por debajo de la línea de pobreza; de ese porcentaje, el 5,6 (170.000 hombres y mujeres) directamente no tiene ingresos suficientes para costear la canasta de alimentos o de indigencia.

La información fue suministrada por la Dirección de Estadísticas y Censos de la Ciudad y corresponde a los valores de 2013, por lo que las propias autoridades porteñas estiman que "para este año es esperable un incremento" de la cantidad de hogares y de personas con insuficiencia de ingresos, "a partir de la devaluación" que se produjo en enero de 2014.

La medición se realizó en base a la relación entre los ingresos familiares con el costo de las canastas de consumo utilizadas para calcular las líneas de pobreza. "A igual contribución nutricional, se escogió el producto de menor costo", aclararon desde el ente gubernamental.

Desde enero de 2014, el Indec dejó de suministrar los valores de indigencia y de pobreza; por esa razón, el relevamiento del GCBA se convierte en una referencia oficial que avala estudios no gubernamentales que ubican la pobreza por encima del 30% a nivel nacional.

De acuerdo al informe que se adjunta, por la inflación, en los últimos 12 meses a abril, la canasta alimenticia tuvo un incremento del 43,7%, por lo que un matrimonio con dos hijos que debía alquilar una vivienda necesitaba $10.454, de los cuales $3.884 iban destinados a la compra de alimentos. Una pareja sin hijos necesitaba $4.241.

El dato positivo del estudio del GCBA es que en 2013 la pobreza bajó del 30,9% al 28,4% y la indigencia cayó del 7,8% al 5,6%. Una de las causas de la baja fueron los aumentos de salarios, que "crecieron 26,1% en términos interanuales: 25,1% para asalariados del sector privado registrado; 30,5% para el sector privado no registrado y 25,2% para el sector público", precisa el informe.

Otros factores influyentes fueron el incremento de las jubilaciones y de la Asignación Universal por Hijo (AUH), que impactaron positivamente en los niveles de indigencia. El hecho de que "las subas en el transporte se empezaron a efectivizar recién a finales de 2013 y tuvieron efecto pleno en 2014", dejará de ser un atenuante y su efecto -y el generado por los aumentos de precios y servicios públicos- se podrá medir en el próximo estudio.











0No comments yet
      GIF
      New