Check the new version here

Popular channels

El arca moderno de Noé

Acá no vamos a hablar de nada bíblico, es una metáfora. Se trata de la prevención de catástrofes para un futuro basándose en la supervivencia de pocos humanos -obviamente capacitados para la utilización de los recursos que quedan-



Las arcas son bases con ADN y semillas de distintas especies de los distintos reinos existentes en la tierra en caso de que alguna catástrofe lo destruyese todo -o algún mambo con el planeta- y haya que empezar desde cero a reconstruirlo. Si bien las noticias no son actuales, pongo ambas por si a alguno se le pasó.





Un Arca de Noé moderna es una posible respuesta a este problema. Diseñada y construida para soportar guerras, ataques con misiles, calentamiento global y desastres naturales, la Bóveda Global de Semillas de Svalbard, apodada como Arca Ártica o Bóveda del Día del Juicio Final, se ubica en la isla Spitsbergen en el archipiélago de Svalbard (Noruega) a unos 1,000 kilómetros del Polo Norte. Su misión es proteger la fuente de alimentos de la Tierra incluso si ocurre un desastre global. Por éste motivo, la bóveda está enterrada en lo más profundo de una montaña congelada a 130 metros sobre el nivel del mar y 120 metros dentro del permafrost (hielo permanente). Está diseñada para tener un tiempo de vida útil “ilimitado” considerando todos los escenarios conocidos de elevación del nivel de mar y posibles cambios de clima de la isla y el mundo.

La instalación consiste en tres cámaras subterráneas separadas, cada una de 1,200 metros cúbicos (20 metros de profundidad, 10 metros de ancho y 6 metros de alto) y capacidad para almacenar 1.5 millones de muestras de diferentes semillas. El acceso a las cámaras de almacenamiento es a través de un túnel de 100 metros de largo. La entrada es la única parte visible del arca.






Científicos rusos están creando un banco de ADN que contendrá información genética de todas las especies vivas del planeta, tanto las que están en peligro de extinción como las más abundantes.

El banco estará ubicado en la Universidad Estatal de Moscú y será el primero del mundo de su clase. Se prevé que esta 'Arca de Noé' moderna, como la llaman ya algunos científicos, esté terminada en 2018. Rusia ha asignado a la realización del proyecto 1.000 millones de rublos (194 millones de dólares), informa la agencia Tass.

La oficina de prensa de la universidad ha confirmado que el banco reunirá los biomateriales conservados por diferentes centros científicos como el Jardín Botánico, el Museo Antropológico, el Museo Zoológico y otros departamentos de la Universidad Estatal de Moscú.


0
1
0
1Comment
akitiplevo

ahora que se viene la estrella enana roja que va a invertir los polos y matar a casi toda la población nos viene bien

0