Check the new version here

Popular channels

El auto esferico

Buscan inversores para desarrollar un auto redondo único en el mundo


“Gloster” es un prototipo capaz de trasladar a 2 personas por agua o por tierra. Sus impulsores sueñan con participar en 2010 del concurso de Google donde se premia la respuesta de los móviles en la luna.


“La idea sur­gió en la épo­ca de la gue­rra de Mal­vi­nas por la im­pre­sión que me da­ba ver por te­le­vi­sión la ma­sa­cre de nues­tros sol­da­dos que lu­cha­ban en des­ven­ta­ja fren­te a su ri­val por el só­lo he­cho de te­ner que arro­par­se de­ma­sia­do por las ba­jas tem­pe­ra­tu­ras, mien­tras que los in­gle­ses se abri­ga­ban con li­via­nos tra­jes tér­mi­cos”, ex­pli­ca Agus­tín Ci­ri­no, quien es el prin­ci­pal men­tor del pro­yec­to y que, a po­co de cum­plir sus 80 años, sue­ña con la po­si­bi­li­dad de ver de­sa­rro­lla­do su in­ven­to. Así na­ció Glos­ter, co­mo “una es­pe­cie de bur­bu­ja que pu­die­ra pro­te­ger a nues­tros gue­rre­ros”, se­gún la des­crip­ción de su pro­pio crea­dor.

Trans­cu­rrie­ron los años. Pa­só la gue­rra en Mal­vi­nas y la in­quie­tud de Ci­ri­no si­gue in­tac­ta. “No me po­día sa­car la idea de mi men­te, así que ni bien pu­de con­se­guir los ca­ños ma­le­mann, que son los ade­cua­dos pa­ra la es­truc­tu­ra, co­men­cé a cons­truir el cha­sis; des­de allí me em­ba­lé y ya no pu­de pa­rar más”, co­men­ta Agus­tín en alu­sión a sus ca­si 25 años de tra­ba­jo de­di­ca­dos a su in­ven­to.

Con el pa­so del tiem­po, Eze­quiel Ra­ba­gli­no se su­mó al an­he­lo del in­ven­tor y jun­tos re­do­bla­ron la apues­ta: aho­ra la in­ten­ción se­rá lle­var el ve­hí­cu­lo es­fé­ri­co a pi­sar la su­per­fi­cie lu­nar en la com­pe­ten­cia mun­dial que im­pul­sa el gru­po in­for­má­ti­co Goo­gle, a tra­vés de su Fun­da­ción X-Pri­ce, y que pre­mia con U$S 20 mi­llo­nes al mó­vil que cu­bra con ma­yor ra­pi­dez un tra­mo de cin­co ki­ló­me­tros en el sue­lo lu­nar.

Pe­ro tan­to Agus­tín co­mo Eze­quiel tie­nen los pies so­bre la Tie­rra y son cons­cien­tes que la po­si­bi­li­dad de alu­ni­zar es­tá dis­tan­te, qui­zá co­mo la mis­ma se­pa­ra­ción del sa­té­li­te na­tu­ral y su pla­ne­ta, aun­que asi­mis­mo son op­ti­mis­tas en cuan­to a la po­si­bi­li­dad de sor­tear las eta­pas pre­vias a su ob­je­ti­vo. En tor­no a ello, se en­cuen­tran abo­ca­dos a la bús­que­da de in­ver­so­res que les per­mi­ta per­fec­cio­nar su crea­ción y que abra el ca­mi­no pa­ra su­mar­se a la com­pe­ten­cia por lo que mues­tran el pro­duc­to al mun­do a tra­vés de su si­tio en in­ter­net www­.glos­ter­web­.co­m.ar.

“La in­ten­ción es con­se­guir ca­pi­ta­les que se in­te­re­sen en se­guir el de­sa­rro­llo de Glos­ter por­que el ve­hí­cu­lo ya es­tá en fun­cio­na­mien­to y so­bre ese pro­to­ti­po ya se pue­den ha­cer las me­di­cio­nes rea­les”, se­ña­la Ra­ba­gli­no.

El Glos­ter

El prin­ci­pal se­cre­to del ve­hí­cu­lo es­fé­ri­co es­tá re­pre­sen­ta­do por su sis­te­ma de mo­vi­li­dad, con­for­ma­do por un eje ex­cén­tri­co que se co­nec­ta al apa­ra­to mo­triz y a los co­man­dos, y que fue­ra pa­ten­ta­do por Ci­ri­no en el año 1996.

A ni­vel ge­ne­ral, el ve­hí­cu­lo se com­po­ne de dos ca­bi­nas es­fé­ri­cas cir­cuns­crip­tas de las cua­les la del ex­te­rior es la que per­mi­te el mo­vi­mien­to de tras­la­ción mien­tras que la del in­te­rior per­ma­ne­ce in­mó­vil pa­ra al­ber­gar al con­duc­tor y sus co­man­dos.

En su in­te­rior se ubi­ca el mo­tor eléc­tri­co co­nec­ta­do al eje ex­cén­tri­co tu­bu­lar con sus ex­tre­mos apo­ya­dos so­bre ro­da­mien­tos, a am­bos la­te­ra­les de la car­ca­za o es­fe­ra ex­te­rior.
Por los ex­tre­mos del eje cir­cu­lan los con­duc­tos que pro­veen de oxí­ge­no al in­te­rior de la ca­bi­na que se en­cuen­tra to­tal­men­te ce­rra­da. La vi­si­bi­li­dad ex­te­rior es po­si­ble gra­cias a la ins­ta­la­ción de dos cá­ma­ras de te­le­vi­sión ubi­ca­das so­bre ca­da ex­tre­mo sa­lien­te del eje prin­ci­pal, las cua­les me­dian­te un cir­cui­to elec­tró­ni­co de se­lec­ción, trans­mi­ten imá­ge­nes so­bre un mo­ni­tor mon­ta­do fren­te al con­duc­tor.

El mo­tor pro­pul­sa dos rue­das de cau­cho ma­ci­zo que trac­cio­nan por la pis­ta in­ter­na na­tu­ral del es­fé­ri­co. El ca­rro cuen­ta con otras dos rue­das que ofre­cen una es­truc­tu­ra fir­me so­bre la ba­se de la car­ca­sa.

Glos­ter po­see un sis­te­ma de fre­na­do hi­dráu­li­co so­bre las rue­das de­lan­te­ras y a ca­ble so­bre las rue­das tra­se­ras. Pa­ra la ela­bo­ra­ción de es­te pro­to­ti­po se uti­li­zó fi­bra de vi­drio pa­ra la car­ca­sa con re­fuer­zos de hie­rro y una es­truc­tu­ra só­li­da de hie­rro y alu­mi­nio pa­ra la ca­bi­na in­ter­na.

El in­gre­so a la ca­bi­na cuen­ta con una es­co­ti­lla re­trác­til de cie­rre her­mé­ti­co equi­pa­da con ce­rro­jo de se­gu­ri­dad que, en ca­so de emer­gen­cia, se abre de for­ma in­me­dia­ta.

Adap­ta­cio­nes

Por su ca­pa­ci­dad de adap­ta­ción a las dis­tin­tas su­per­fi­cies, Glos­ter po­dría ser apro­pia­do al mo­men­to de par­ti­ci­par en el con­cur­so de Goo­gle X-Pri­ce en su­per­fi­cie lu­nar. La ca­bi­na an­ti­cho­que ofre­ce la po­si­bi­li­dad de trans­for­mar la fuer­za de gra­ve­dad en fuer­za cen­trí­fu­ga, per­mi­tien­do gi­rar ve­loz­men­te a la ca­bi­na en ca­so de un im­pac­to tras una caí­da ver­ti­cal brus­ca.

“Uno de los obs­tá­cu­los más di­fí­ci­les que pre­sen­ta es­ta com­pe­ten­cia es­tá da­do por el alu­ni­za­je que es don­de se da­ña la ma­yo­ría de los ve­hí­cu­los, pe­ro al tra­tar­se de un mó­vil es­fé­ri­co se re­du­ce la po­si­bi­li­dad de vuel­co”, re­sal­ta Ra­ba­gli­no.

Pa­ra pro­bar dis­tin­tas adap­ta­cio­nes de Glos­ter se hi­cie­ron prue­bas pi­lo­tos con un ve­hí­cu­lo a es­ca­la de un diá­me­tro mu­cho me­nor. “Con la adap­ta­ción de un sis­te­ma de pa­le­tas pue­de mo­ver­se en el agua y a par­tir de agre­gar o qui­tar el oxí­ge­no se pue­de dar pro­fun­di­dad en el agua has­ta el fon­do”, ex­pli­ca Ci­ri­no. El crea­dor se­ña­la que se ha­ce ne­ce­sa­ria la par­ti­ci­pa­ción de pro­fe­sio­na­les de la in­ge­nie­ría pa­ra do­tar al ve­hí­cu­lo de es­te ti­po de ca­pa­ci­da­des es­pe­cí­fi­cas.

Ad­mi­te que pa­ra otros fi­nes cien­tí­fi­cos o de in­ves­ti­ga­ción, po­drían uti­li­zar­se ma­te­ria­les co­mo vi­drio pa­ra ob­te­ner una es­fe­ra trans­pa­ren­te que per­mi­ta la ob­ser­va­ción des­de el in­te­rior, pu­dién­do­se apli­car, por ejem­plo, a es­tu­dios del océa­no o en acua­rios de gran­des di­men­sio­nes don­de se po­dría in­tro­du­cir al pú­bli­co por cir­cui­tos acuá­ti­cos.

“Co­mo es un ve­hí­cu­lo que no tie­ne rue­das ex­pues­tas se adap­ta a to­do ti­po de te­rre­nos, ya que al ser es­fé­ri­co ofre­ce una su­per­fi­cie am­plia co­mo ba­se de apo­yo pa­ra po­der cir­cu­lar con fa­ci­li­dad por lu­ga­res pan­ta­no­sos, are­no­sos, con nie­ve, ba­jo el agua o flo­tan­do so­bre la mis­ma”, ex­pli­ca Ra­ba­gli­no, quien ade­más agre­ga que rea­li­za­do a es­ca­la has­ta po­dría ex­plo­rar ca­ñe­rías ex­ten­sas en lu­ga­res de di­fí­cil ac­ce­so co­mo, por ejem­plo, en el in­te­rior de re­pre­sas.



Este vehiculo se presento por 1º vez al público en un Expo-movil realizada en la ciudad de Río Cuarto (cba)
Luego de esta aparición salto al diario local, para darse a conocer a todo el público esta loca pero genial idea se encuentra en una etapa muy avanzada de desarrollo, pero como todo.............faltan recursos.........espero que se puedan conseguir, para que volvamos a ser reconocidos en el mundo por nuestras capacidades y no nuestros defectos


Aca algunas imagenes que saque en persona en la Expo





Para mas información e imágenes www.glosterweb.com.ar


Fuente

www.puntal.com.ar

http://www.puntal.com.ar/notiPortal.php?id=6966
0
0
0
0
0No comments yet