Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?




El avión de transporte militar KC-390, desarrollado por la empresa brasileña Embraer, sigue preparando su primer vuelo, que tendrá lugar a finales de octubre. La firma estadounidense, con filial en Brasil, Collins Rockwell, anunció este martes la entrega del software para ensayos en vuelo Pro Line Fusion.

El jet bimotor de alto rendimiento KC-390 es el avión más grande jamás diseñado y producido en la historia de la empresa brasileña (en este caso a través de su división militar Embraer Defensa y Seguridad –EDS–). La aeronave será capaz de transportar 23 toneladas de carga, vehículos o tropas, y podrá ser reabastecida en vuelo.

El programa del KC-390, del que la Fuerza Aérea Brasileña ha encargado 28 unidades, es el primero de ámbito militar que adopta el sistema integrado de aviónica Pro Line Fusion, un equipamiento que ya se encuentra en servicio en el segmento de reactores ejecutivos desde 2012.

La empresa ha creado un equipo de ingeniería y gestión exclusivo para este programa cuya localización se reparte entre las instalaciones de Rockwell Collins de Brasil en Sao José dos Campos, que van a duplicar su tamaño en los próximos meses, y de Embraer en la misma localidad del estado de Sao Paulo.

Rockwell Collins también fabrica otros componentes del programa KC-390 , para lo que ha aumentado su plantilla local en un 50 por ciento en los últimos tres años y tiene planes para participar en nuevos programas brasileños.

Versatilidad



El EDS KC-390 tendrá una autonomía de 1.380 millas náuticas con su carga máxima de 23.000 kilos, y podrá llegar a las 4.640 millas náuticas con dos tanques internos que se emplearán para aumentar su autonomía sobre todo en las misiones de patrulla, búsqueda y salvamento.

Cada aparato podrá transportar hasta siete palés 463L o un vehículo blindado del tamaño de un LAV-25, o un VBTP-MR Guaraní, o hasta ochenta soldados, o 66 paracaidistas totalmente equipados, o bien decenas de camillas junto con equipos médicos y asistentes para las misiones de evacuación sanitaria.