Check the new version here

Popular channels

El cepo al dólar aumenta el riesgo de un "Rodrigazo"

Dicen que Kretina piensa no hacerlo para desestabilizar la economia asi hay mas pobres que la voten para cobrar planes.

El prestigioso Dr. Cavallo se distanció de las críticas de Lavagna y Bein a la propuesta de Macri de eliminar las restricciones a la divisa de inmediato, y dijo que de hacerlo en forma parcial, la devaluación del peso será mucho mayor.




El ex ministro de Economía Domingo Cavallo advirtió que la continuidad del cepo cambiario conlleva un mayor riesgo a que sobrevenga un "Rodrigazo", luego de que su par Roberto Lavagna y el economista Miguel Bein criticaran a Mauricio Macri por proponer la eliminación inmediata de las restricciones al acceso de divisas.



Si bien reconoció que la libre compra de dólares provocará una devaluación, Cavallo pronosticó que la depreciación del peso será mucho mayor en caso de que el próximo gobierno sólo haga correcciones parciales del tipo de cambio, sin unificar el mercado cambiario y liberar el mercado de ahorro de la divisa.

"En ese caso el riesgo de "Rodrigazo" es muy alto", advirtió en un post publicado el miércoles, el ideólogo de la Ley de Convertibilidad y el "Corralito".



De esta manera, se distanció de Lavagna y Bein, a quienes los acusó de verse "obligados a criticar la propuesta de Macri" porque "no quieren o no pueden señalar de entrada que el intervencionismo anti-mercado del "relato" kirchnerista es la causa fundamental de la estanflación que estamos sufriendo".



En opinión del ex funcionario, las críticas de ambos economistas al plan de Macri "confirman que en caso de que sea elegido un candidato que no pueda despegarse de inmediato y del todo del "relato" kirchnerista, continuará por un tiempo el cepo cambiario y cualquier corrección en el tipo de cambio se hará sin que desaparezca el mercado paralelo y sin que se elimine previamente la inflación reprimida".



En ese sentido, Cavallo se mostró partidario de la postura de Lucas Llach y reprodujo dos comentarios de su par en los que plantea que "una eliminación inmediata del cepo cambiario, al asumir el nuevo gobierno, no provocaría una devaluación dramática del Peso".



En un post titulado "El Dólar del 11 de diciembre", Llach sostiene que el precio del dólar se ubicaría por debajo del precio del mercado informal o libre en el que esté en el momento inmediato anterior a la unificación, por que, entre otras razones, "una moneda convertible, que se puede cambiar ilimitadamente por otras, vale más que una inconvertible o semi-convertible o con obstáculos para la conversión;".

Y en el segundo post, agrega una razón adicional a las que explican su predicción, tres de las cuales según 



Cavallo "vale la pena reproducir, porque nunca antes la ví tan bien explicada".

"La unificación cambiaria mejoraría mucho las perspectivas para el país de financierse con deuda en lugar de emitiendo pesos. Se hace todo un tema de la "jurisdicción", de "nadie prestará localmente", pero no entiendo por qué. Si fuera totalmente libre la entrada y salida de dólares, es decir, con una unificación cambiaria, ¿por qué uno tendría miedo de prestar en la Argentina, via un banco argentino, más allá de los riesgo tradicionales de default que se aplican a cualquier otro país? Sí, hay restricciones legales para algunos fondos de inversión para prestar en legislaciones exóticas, pero hay otros que no las tienen, y no es que la Argentina necesita un porcentaje relevante del financiamiento disponible para el mundo", dice Llach.



"En realidad, los episodios recientes han mostrado que la legislación extranjera tenía más riesgos y no menos. A la gente que compró un bono acá le siguen pagando. Como la solución al problema de los holdouts necesariamente lleva más tiempo, forzosamente el próximo gobierno deberá recurrir a la deuda doméstica si quiere limitar el financiamiento monetario por parte del Banco Central. Pero las chances de financiarse domésticamente son mayores si hay un mercado único y totalmente libre de cambios. Al mejorar las chances de financiamiento con deuda, la unificación cambiaria mejoraría las perspectivas de estabilidad de la moneda argentina, y eso mismo debería tener un impacto inmediato sobre la demanda de pesos", señala en el economista.



Para Cavallo, son estas dos razones las que permiten argumentar, que "si, como proponen Lavagna y Bein, la devaluación inicial en el mercado oficial no va acompañada por la unificación y liberación completa del mercado cambiario, y en especial, no va acompañada con la posibilidad de que la gente pueda acceder al mercado único para mantener sus ahorros, la brecha con el mercado informal no desaparecerá, las expectativas de inflación, lejos de reducirse, aumentarán y la devaluación del Peso terminará siendo mucho más elevada".



A continuación, el ex funcionario cita un artículo de Bein en el que el asesor de Daniel Scioli se pregunta: "¿cuál sería la tasa de interés que exigirían las familias para quedarse en pesos frente a un balance del BCRA con reservas netas que al final del mandato terminarían cerca de cero y cuál la que exigirían los bancos para refinanciar el stock de Letras y Notas, que para entonces se ubicaría cerca de $ 440.000 millones? ¿En qué medida esa tasa sería sostenible?".



La respuesta de Bein es que la tasa será "muy alta mientras la gente espere la fuerte devaluación". Aunque Cavallo le da la razón, advierte que "al proponer que no se elimine de cuajo el cepo cambiario, lo único que consigue es que el Banco Central pueda mantener la tasa por debajo del nivel exigido por las familias lo que, necesariamente, mantendrá alta la brecha cambiaria".



"La brecha cambiaria seguirá siendo una medida de la devaluación esperada mientras que la demora en eliminar la inflación reprimida, porque también recomienda el gradualismo en materia de eliminación de los subsidios que permiten mantener a las tarifas por debajo de su nivel de equilibrio, mantendrá alta la expectativa de inflación. Con esas características, la devaluación del Peso, sin eliminación del cepo cambiario, terminará siendo mucho mayor que con la unificación y liberalización cambiaria inmediata", insiste.



"En ese caso, evitar un "Rodrigazo" va a ser mucho más difícil que si el nuevo gobierno liberaliza de inmediato, como promete Macri y muy bien fundamenta Lucas Llach", explica.

Por ello, Cavallo afirma que "cuando menos comprometido esté el futuro gobierno con darle continuidad, aunque más no sea parcial, al manejo kirchnerista de la economía, menores serán los riesgos de que a los desequilibrios que se han acumulado en la economía, le siga una experiencia traumática como la que Argentina vivió en 1975.




0
0
0
0No comments yet