Check the new version here

Popular channels

El chico que inhaló purpurina tiene muerte cerebral

Mauro López Banegas, el chico de siete años que aspiró purpurina hace unos 20 días en su casa de Santiago del Estero, está con muerte cerebral y se encuentra internado en coma farmacológico.

Ayer al mediodía le terminaron de hacer los estudios neurológicos y el equipo del Centro Provincial de Salud Infantil (CePSI) pudo constatar que los resultados son negativos.




“El estado es desesperante, entramos en un período donde hay que esperar a ver qué pasa. El niño tiene respirador artificial. Se hizo una una reunión entre el equipo del CePSI y los padres, visitantes y amigos de los padres a los que se informó claramente la situación de Mauro”, indicaron desde el centro de salud.

El sábado 18 de octubre, Mauro López Banegas, de 7 años, estaba haciendo las tareas de la escuela y tenía un silbato. A manera de distracción o juego, se puso purpurina en el silbato y sopló; el elemento se esparció en el aire y el niño terminó inhalando y aspirándolo por la boca.

Mauro comenzó a sentir que le faltaba el aire y la situación generó preocupación en sus padres. Lo llevaron hasta el CePSI, donde le practicaron primeros auxilios, lo estabilizaron, lo controlaron durante algunas horas y, una vez que se constató que se encontraba mejor, lo mandaron a su casa.

Pero el domingo 19 a la madrugada, Mauro se descompuso; su salud empeoró y lo trasladaron de nuevo al CePSI, donde quedó en la terapia intensiva. Había incertidumbre entre los médicos, porque nunca se les había presentado un cuadro similar, por lo que hubo consultas a los hospitales Garrahan y Gutiérrez para conocer más sobre los efectos nocivos de la purpurina. Es que el caso de Mauro fue el primero del que se tiene registro en Santiago y uno de los pocos ocurridos a nivel nacional.

Ayer, su madre Berta Banegas se mostró desolada por la noticia de la muerte cerebral y señaló que si su hijo “sale de esta situación, será por un milagro de Dios”. Contó al dirio El Liberal que “los medicos me dijeron que el daño es irreversible. Está respirando porque está conectado a los aparatos. Desde anteayer que ya no se mueve”. Dijo sentirse muy acompañada por la gente que desde hace 20 días ha hecho innumerables cadenas de oración por el niño.




Los médicos del CePSE en Santiago advirtieron en su momento que “este producto (la purpurina), de uso habitual en las tareas manuales, contiene metales pesados, como el plomo y el cobre, elementos altamente tóxicos cuando son inhalados ya que producen, un bloqueo en el intercambio del oxígeno y el anhídrido carbónico, bajando los niveles del oxígeno y produciendo de ese modo una hipoxemia severa que es la causante de la gravedad extrema del paciente”.Por otra parte, habían recomendado iniciar una campaña para alertar sobre las precauciones a tomar al momento de utilizar este producto, ya que en muchos de los envases de purpurina los fabricantes no advierten que es un material altamente tóxico. Por eso, pidieron que los envases promuevan utilizar barbijo en el momento de la manipulación.
0
0
0
0
0No comments yet