Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
LONDRES.– Un juez británico falló que la novela "El código Da Vinci" no robó ideas de un libro anterior de no ficción.

El magistrado Peter Smith rechazó la demanda de transgresión de los derechos de autor interpuesta por Michael Baigent y Richard Leigh, escritores del libro "El enigma sagrado", que sostenían que la novela de Dan Brown se había "apropiado de la estructura" de su libro, publicado en 1982.

Dan Brown "no ha violado los derechos de autor", sentenció el juez, al desestimar la demanda presentada por dos historiadores británicos, Michael Baigent y Richard Leigh, que acusaban al escritor estadounidense de haber copiado la "arquitectura" de "El enigma sagrado", un libro que ellos publicaron en 1982.

"«El código Da Vinci» no es una copia de «El enigma sagrado»", anunció el juez Peter Smith, en la sala 61 del Alto Tribunal londinense, que estaba abarrotada de gente.

El juez, que escribió el último capítulo de uno de los casos más sensacionales del mundo de la edición, dio así la razón a los abogados de la editorial Random House, que ha vendido más de 40 millones de copias del libro de Brown.

La película. En virtud del dictamen del tribunal londinense, la película "El código Da Vinci", protagonizada por Tom Hanks, podrá ser vista en Gran Bretaña a partir de mayo, tal como estaba previsto.

Ataviado con una espesa peluca blanca, el juez desgranó, en medio de un profundo silencio, las razones por las que rechazó la demanda de los británicos, según los cuales Brown plagió la tesis de que Jesús y María Magdalena se casaron y tuvieron descendientes.

El juez Jque en la apertura del juicio, el 27 de febrero, ordenó a todos los involucrados la lectura de las obras concernidas– concluyó que Brown "no copió ni el tema central ni la arquitectura" del libro de los británicos, también publicado por Random House y que ha vendido dos millones de copias.

"Incluso si el tema central hubiese sido copiado, éste es demasiado general y suficientemente abstracto para que las leyes de derechos de autor pudieran protegerlo", explicó el juez, dando la razón a los abogados de la defensa.

"Por lo tanto no hay violación de los derechos de autor" decidió el juez, quien además sentenció a los querellantes a pagar a la editorial Random House un 85% de los gastos de este proceso, que se estiman en 1,3 millones de libras (2,2 millones de dólares).

Alegría de Brown. Brown, que declaró durante el proceso que tuvo conocimiento del libro después de haber escrito el guión de su novela, celebró de inmediato esta decisión.

"El verdicto de hoy muestra que la acusación no estaba justificada. Estoy aún asombrado de que esos autores hubieran decidido acusarme", dijo en una declaración distribuida en la corte.

"Un novelista debe ser libre de inspirarse de obras históricas" sin el temor de ser demandado y obligado a sentarse en una corte para responder por una serie de alegaciones que cuestionan su integridad como persona, afirmó Brown.

"Los señores Baigent y Leigh son sólo dos de una cantidad de autores que han escrito" sobre esta historia, subrayó Brown en la corte.

A su vez, Random House, la editorial de ambas obras, se congratuló del fallo de la justicia, agradeciendo que "el sentido común haya prevalecido".

El juez no dio tregua a Baigent y Leigh, al decretar que un primer pago provisional de 350.000 libras (650.000 dólares) debe ser efectuado el 5 de mayo, es decir, en menos de un mes.


fuente: http://www.lanacion.com.ar/795509