Check the new version here

Popular channels

El Consolador Verde de París

El consolador verde que divide la capital Francesa



La instalación de un pene navideño en la conocida Plaza Vendôme desata la polémica
El autor, Paul McCarthy, ya ha sido agredido por un transeúnte indignado




El hecho de que sea una obra efímera quizá alivie a los que se han escandalizado al encontrarse con 
un árbol verde de contornos ambiguos en medio de la lujosa Plaza Vendôme de París. Dondealgunos ven una original decoración navideña, otros ven un provocativo -y ofensivo- pene de plástico verde. Que este elemento confuso acompañe a la columnata Vendôme, también de formas alargadas, no ha mitigado el golpe que han sufrido los detractores del obelisco vegetal levantado por el artista americano Paul McCarthy, hasta el punto de que algún ofendido ha llegado a las manos.

El escultor, conocido por sus obras provocadoras, fue agredido por un transeúnte indignado poco después de haber instalado su escultura. El atacante le golpeó varias veces en la cara mientras le reprochaba que no era francés y que su obra no tenía nada que ver con esta plaza sagrada llena de joyerías de lujo y hoteles. Un incidente de lo más kafkiano que dejó perplejo al artista, que preguntó a los periodistas presentes en el acto si era normal que ocurrieran ese tipo de cosas en el país.
Las formas fálicas del arbusto y el incidente le han dado aún más publicidad a la obra y a su artista, para disgusto de los conservadores galos de Printemps Français. Para añadir más leña a la caldera, estos han denunciado en Twitter la obra "anal de 24 metros" que "desfigura la Place Vendôme". "París, humillada", añade este movimiento de católicos tradicionales en la red social.
La obra era un encargo de la FIAC, la Feria Internacional de Arte Contemporáneo, que se celebra del 23 al 26 de octubre en la capital francesa. Otro exaltado llamó a los organizadores del evento para denunciar "la perversión de un símbolo sagrado como es el árbol de Navidad" y exigió que fuera retirado, bajo la amenaza de atrincherarse junto al juguete sexual si éste no desaparece pronto.
Nada justifica una Agresión

"Nada justifica la agresión a un creador (...) Esta persona no encarna los valores del país", declaró al periódico 'Le Monde' la directora artística de la feria, Jennifer Flay. En medio de la controversia, el americano trataba de excusarse y reconducir el debate hacia el lugar de donde nunca debió salir: el arte.


"Todo partió de una broma: en origen, encontraba que este consolador tenía una forma similar a las esculturas de Brancusi. Después, me di cuenta de que se parecía a un árbol de Navidad. Pero se trata de una obra abstracta. La gente puede ofenderse si ve en ella un falo, pero para mí, está más cerca de una abstracción", se defendió.
Para Flay, no es ningún secreto ni una sorpresa que la creación "es polémica y juega a la ambigüedad entre un árbol de Navidad y un pene de plástico". "No es ofensivo, es lo suficientemente ambigua como para no molestar a los niños. El monumento ha recibido todas las autorizaciones necesarias", insistía.
El artista juega a menudo con la temática sexual y es conocido por sus obras que tratan de romper las convenciones sociales. Una de estas últimas, White Snow (en referencia a Blancanieves), levantó ampollas incluso en Nueva York. En ella representaba, según sus palabras, "la lascivia, el sexo no siempre consentido" personificados en la conocida figura del cuento.
La polémica está lejos de concluir, pues el artista tiene un espacio propio en el evento que comienza la próxima semana y, además, expondrá una muestra titulada 'Chocolate Factory' en la Monnaie de París el próximo 24 de octubre.
0
0
0
0No comments yet