Check the new version here

Popular channels

El contra-ataque de la artillería de campaña





Aunque es bien sabido que en las "nuevas guerras" la artillería de campaña está llamada a perder protagonismo, lo cierto es que todavía cosecha importantes éxitos en escenarios como Afganistán.

El US Army ha logrado poner en servicio una excelente combinación basada, por una parte, en el obús remolcado M777 -sustituto de los más antiguos M198- de 155/39mm y, por otra parte, en el empleo de la munición Excalibur, guiada por GPS. De todos modos, esta munición también es compatible con el M198 o el ATP M-109A6, asimismo conocido como "Paladin". Con esto se pueden lograr alcances de hasta 40 km con un CEP (Error Circular Probable) que, según fuentes, varía entre los 10m y los... ¡5 metros! a distancias que hoy en día ya son "estándar" para piezas de 6 pulgadas, esto es, de unos 24 kms. De esta manera se da un paso más en el intento de que la artillería de campaña pueda llevar a cabo auténticos ataques de precisión a distancias medias, contribuyendo así decisivamente a minimizar los daños colaterales.



También hay que tener en cuenta que la munición Excalibur posee una indiscutible ventaja sobre la alternativa potencial en combate, consistente en ataques CAS (Combat Air Support) ejecutados desde helicópteros o cazabombarderos: menor gasto en combustible de la plataforma y menor coste de la munición guiada (unos 60 dólares, en este caso). Todo ello con una movilidad excelente, gracias a la ligereza de la pieza, que permite transportarla y emplazarla por diversos medios aero-terrestres, en función de las necesidades y de las disponibilidades de cada momento. En efecto, el M777 sólo pesa unas 4 toneladas (frente a las 7.2 del M198 o las 13 del SIAC, por ejemplo) que lo acerca más a obuses de 105mm (unas 2 toneladas, el Light Gun) que a sus congéneres de 155mm, pero con la "pegada" de estos últimos, mejorada en los términos indicados. Una magnífica prueba, pues, de la adaptación de la artillería a los nuevos tiempos.

Por lo demás, estas piezas han sido probadas en combate y su efecto sobre los insurgentes debe haber sido bastante espectacular, pues los Excalibur han sido bautizados localmente como los "dedos de la muerte".
















































0
0
0
0No comments yet