Check the new version here

Popular channels

El default pone en riesgo las obras del Belgrano Cargas

Es porque en el contrato figura que el préstamo puede suspenderse si Argentina entra en cesación de pagos.



Las mil y un veces promocionadas obras para el Belgrano Cargas podrían verse frenadas a raíz del default. Es que de acuerdo al contrato celebrado hace dos semanas entre el gobierno y los chinos, si la Argentina entra en cesación de pagos entonces podrán pedir la cancelación anticipada de todo el préstamo, al considerar que el país ingresó en un “incumplimiento”.
En el anexo del decreto 1071/2014 figura una cláusula en donde se explican los casos en que las empresas con las que se cerró el arreglo quedan habilitadas legalmente para suspender el crédito o exigir su pago total antes del vencimiento.

Se trata del apartado 21.5, referida a la “aceleración de los pagos”. Según reza el texto, el incumplimiento se da cuando “la República Argentina no cumpla con cualquier pago de capital, prima, cargo por pago anticipado o interés a su vencimiento o declara una moratoria o suspensión de pago de cualquiera de sus Deudas Públicas Externas Normalizadas que ascienda a un monto de capital total de 25 millones de dólares o superior y que el incumplimiento subsista pasado el período de gracia si lo hubiere”.

Esto claramente es el caso de los bonos Discount con legislación estadounidense, cuyo último vencimiento fue incumplido por el gobierno, ya que, si bien depositó la plata en el Bank of New York, el juez Thomas Griesa ordenó congelar el giro a los tenedores de ese papel, a la espera de un arreglo con los fondos buitre.

Las empresas chinas también pueden suspender el préstamo en caso de que se de la “aceleración” de alguno de los títulos de deuda argentinos. Por ahora este proceso no ocurrió, pero podría pasar en caso de que se junte el 25% de los acreedores para reclamar el pago anticipado de la totalidad del monto nominal por el que fue emitido el bono, antes de su vencimiento.

Las obras de Belgrano Cargas fueron anunciadas una infinidad de veces tanto por Cristina como por el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, pero nunca se concretaban. La firma de este convenio fue el primer paso para una inversión pautada en más de U$S2.000 millones, en la que están involucrados los bancos ICBC y China Development Bank Corporation, y la firma estatal China Machinery Engineering.

Sin embargo, el conflicto con los fondos buitre podría complicar no sólo este proyecto sino también las represas de Santa Cruz, Jorge Cepernic y Néstor Kirchner, tal como había publicado Clarín. En ese caso el monto total es por U$S4.700 millones, y también contaron con financiamiento chino.

Además, estos dos contratos están enganchados entre sí, por lo que si el gobierno viola uno de ellos automáticamente afectará al otro.

No obstante, no son los únicos acuerdos que podrían caerse. A raíz del default también corre peligro el “swap” de reservas con la potencia asiática por U$S11.000 millones, como adelantó este medio.

En ese sentido, la semana pasada la calificadora china Dagong se sumó a Fitch y Standard & Poor’s y le bajó la nota a Argentina porque consideró que entró en cesación de pagos, tras el incumplimiento en el que se encuentra el país desde el miércoles pasado con los tenedores del Discount.
0
0
0
0
0No comments yet