Check the new version here

Popular channels

El Déficit de la Ciudad de Bs. As. se duplicó en un año

El déficit público de la ciudad de Buenos Aires se duplicó en un año

El rojo financiero fue de $ 3106 millones, 111% más que en 2012; la publicidad es uno de los rubros que más subieron, y el ítem vivienda, de los más subejecutados.



El desequilibrio de las cuentas públicas no es patrimonio exclusivo del Estado nacional: la ciudad de Buenos Aires registró en 2013 un déficit fiscal de 2328 millones de pesos y un déficit financiero (después del pago de deuda) de 3106 millones de pesos. Es el rojo más alto de los últimos años y representa más del doble del registrado en 2012.

La cifra final se conoció la semana pasada, cuando el gobierno de Mauricio Macri presentó ante la Legislatura el cierre de la cuenta de inversión de 2013. Entre las partidas que más aumentaron y que explican el déficit, se destaca la de publicidad oficial, según detalla un informe de la presidencia de la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires, al que accedió LA NACION.

La administración porteña gastó en ese rubro 596 millones de pesos, más del doble de lo presupuestado originalmente, lo que significó además un incremento de casi el 100 por ciento respecto del año anterior. Cuando Macri asumió como jefe de gobierno porteño, en diciembre de 2007, el gasto en publicidad oficial era de 56 millones de pesos, por lo que el aumento total durante su gestión fue del 1000 por ciento, es decir, de diez veces.

Si se mide respecto de la participación en el gasto total de la ciudad, el desembolso en publicidad se duplicó durante la gestión de Pro: pasó del 0,6 por ciento en 2007 al 1,2 por ciento en 2013. El incremento porcentual contrasta con la inversión en educación, que pasó del 27,8 por ciento en 2007 al 22,8 por ciento en 2013.

Consultados por LA NACION, en el Ministerio de Hacienda porteño, recurrieron a una explicación técnica para sostener que ellos no consideran que la ciudad tenga déficit, ya que entienden que no se debe considerar la inversión de capital. "El resultado primario es negativo porque incluye la inversión de capital. Esto es el total de ingresos, menos gastos de personal, menos gastos corrientes, menos inversión de capital. Pero el resultado operativo, de ingresos menos gastos, es positivo en $ 7000 millones. Tuvimos una inversión récord del 20%", argumentaron.

Consultado por LA NACION, el director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), Nadin Argañaraz, dijo que "no contar el gasto de capital en el déficit total es una defensa muy común y lógica cuando a algún gobierno se le cuestiona el déficit. Es un argumento habitual para cualquier jurisdicción porque es lógico endeudarse para hacer obra pública, algo que nunca se hace con ingreso corriente". De todas maneras, el especialista advirtió que la CABA fue una de las tres jurisdicciones de peor resultado fiscal primario en 2013. "La primera fue Entre Ríos, le siguió Chaco y tercera fue la ciudad de Buenos Aires. El grado de exposición de CABA es muy alto porque tiene casi toda su deuda, el 98 por ciento, colocada en dólares, contando la deuda dollar linked", agregó el especialista.

Pese a la escalada del año pasado, el déficit fiscal de la Capital se mantiene en un nivel moderado en comparación con el tamaño de la economía de la ciudad: representa el 0,4 por ciento del Producto Bruto Geográfico (PBG), un equivalente local del PBI. Esto es la mitad del rojo fiscal reconocido por el Estado nacional para el año pasado, que fue del 0,8 por ciento del PBI.

Pero marca una tendencia que se consolida: la Capital gastó más de lo que recaudó en cinco de seis ejercicios de Macri como jefe de gobierno. En 2013 el déficit creció un 111 por ciento respecto del año anterior y un 260 por ciento comparado con 2011, en tanto que 2010 fue el único ejercicio superavitario.

La tendencia también es creciente si se contrasta el déficit financiero con el total de gastos de la ciudad, siempre según el informe de la presidencia de la Auditoría porteña, a cargo de la kirchnerista Cecilia Segura. En 2011, ese rojo representaba el 3,2 por ciento del gasto; en 2012, el 4,2, y en 2013, el 6,1. "Este aumento del déficit en 2013 se produjo pese a haber tenido un aumento de la recaudación impositiva del 44 por ciento y un aumento de los recursos totales del 42 por ciento", destaca el informe.

Pese al rojo fiscal y como contracara del abultado gasto en publicidad, la ciudad también registró subejecución importante en varios rubros, entre ellos el de Función Vivienda, que agrupa los gastos de todos los ministerios porteños destinados a vivienda. El año pasado se dejaron sin usar 241 millones de pesos en esa categoría y la sumatoria entre 2008 y 2013 indica que se dejaron sin gastar casi 1100 millones de pesos presupuestados para la Función Vivienda.

Otro indicador de la tendencia en las cuentas públicas de la ciudad es el aumento de la deuda, aunque se manifiesta en niveles muy moderados. De acuerdo con la cuenta de inversión de 2013, el año pasado alcanzó 11.931 millones de pesos, sin contar la deuda con proveedores (flotante). La cifra representa el 2 por ciento del PBG de la ciudad.

La cifra luce mínima en comparación con el 45 por ciento del PBI que representaba la deuda pública del Estado nacional en 2013. Pero la tendencia registrada en este ámbito va en camino contrario a lo que pasa en la Nación..
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New