Check the new version here

Popular channels

El déficit fisKal se multipliKó por seis en un año

Llegó a $ 27.900 millones en marzo; prevén que la tendencia se profundizará



El déficit fiscal, es decir, el saldo negativo que el Gobierno tiene entre sus ingresos y egresos totales (incluyendo los pagos de la deuda pública), se sextuplicó en el último año, al saltar de 4366,2 millones de pesos en marzo de 2014 a 27.894,7 millones en marzo de este año, según informó ayer el Ministerio de Economía.
El salto adquiere especial magnitud porque marzo fue precisamente el mes en que el Gobierno inició un cronograma regular de colocaciones de deuda en el mercado local de capitales similar al que llevaban adelante las distintas administraciones en los años previos al fin de la convertibilidad. El objetivo es ir alimentando el Tesoro con recursos que usa para afrontar gastos corrientes en lugar de financiar la inversión pública, como suele argumentar.




Las cuentas públicas también tuvieron un resultado fuertemente negativo al medir el resultado primario (ingresos públicos menos gastos antes de computar los pagos de la deuda), que arrojó en marzo pasado un saldo negativo de 17.428,6 millones de pesos, mientras que un año atrás había registrado un superávit de 3569 millones.

El rojo en las cuentas públicas casi se cuadriplicó en el primer trimestre del año en curso (trepó de $ 17.179 millones a $ 57.751 millones entre el año pasado y éste), lo que tiende a confirmar las previsiones de los analistas privados que venían advirtiendo de una aceleración que lo haría crecer de "tres a casi seis puntos del producto" este año.

Las proyecciones toman en cuenta la brecha que se está abriendo entre ingresos y gastos del sector público. "El empuje del gasto no sorprende en un año electoral en el que la administración Kirchner juega todo a un esquema que le permita dejar el Gobierno sin dejar el poder. Pero lo que inquieta es que se da más fuego al gasto, en momentos en que los ingresos tributarios (de acuerdo con lo que mostraron los datos de abril) desaceleran cada vez más", señaló Ramiro Castiñeira, de la consultora Econométrica.
Aludía al aumento de apenas 21,5% que reportó la AFIP para la recaudación de abril, muy lejos del ritmo de expansión que mostraban los recursos públicos hasta el año pasado y de la inflación anual que miden las consultoras privadas.



El bache fiscal se produjo pese a los constantes auxilios recibidos del Banco Central (BCRA), la Anses y otros organismos descentralizados, aportes que alcanzaron los $ 13.239,5 millones entre enero y marzo. La entidad monetaria le gira al Tesoro adelantos llamados "transitorios" y le transfiere utilidades al límite de lo que le permite su Carta Orgánica, mientras que el organismo previsional lo asiste financieramente.
De no haber contado con estos refuerzos, el déficit hubiera trepado a $ 70.989,9 millones en el trimestre, es decir, un promedio de $ 788 millones por día o $ 35 millones por hora.

En un comunicado, el Ministerio de Economía destacó que en marzo los ingresos por aportes y contribuciones a la seguridad social se vieron reforzados porque crecieron 38,5% en el año . En tanto, el gasto primario se expandió 44,1%, "por los aumentos automáticos previstos en la ley de movilidad jubilatoria y la moratoria que extendió el beneficio a otras 450.000 personas", buscando atribuirlo a políticas de estímulo al consumo para sostener la actividad.



A su vez, los intereses de la deuda subieron 32%, a tono con una administración que cambió la política de desendeudamiento por un verdadero festival de bonos.
En tanto, los gastos de capital se incrementaron en $ 5361 millones (75,3%), aunque Economía lo adjudicó en especial "a inversiones en infraestructura energética a través del Gasoducto del Noreste Argentino".
El deterioro fiscal no sorprende a los analistas, aunque sí su tendencia a agravarse. "El problema es que los ingresos desaceleran y los egresos aceleran casi a fondo", describe Nicolás Alonzo, de Ferreres & Asociados.
"En el acumulado trimestral, los ingresos (excluyendo rentas) crecieron al 27% anual, mientras que el gasto primario lo hizo al 40%. Todo hace presumir que esto se agravará en los próximos meses, en especial por la manera en que los ingresos asociados al comercio exterior están golpeando la recaudación", alertó Nicolás Bridger, de la consultora Prefinex.




Para Julián Folgar, de ACM, los datos de marzo sólo reafirman "el agravamiento de la situación fiscal que comenzamos a ver en febrero. El gasto aceleró en casi la totalidad de sus rubros, aunque sobresalen dos: los subsidios (a la energía y el transporte) y los gastos de capital (básicamente, en infraestructura energética), que crecieron en marzo al 40 y 75% anual, respectivamente".
Para la lectura trimestral, Folgar observa que, bien leído (es decir, sin aportes extras), "el resultado es el peor para un período enero-marzo de los últimos 20 años", lo que describe por la magnitud que ha alcanzado.
Con este nivel de desequilibrio, y dada su dinámica, los analistas creen que el nuevo gobierno asumirá con un déficit fiscal superior ya a los 6 puntos del producto.
Un déficit más profundo

  Toman otros $ 5000 millones del mercado
El Gobierno volvió a tomar ayer casi $ 5000 millones del mercado local de capitales tras una nueva subasta de títulos de deuda con los que el Tesoro busca aprovisionarse de los recursos que necesita para sostener su creciente gasto, en un contexto de marcado incremento del déficit fiscal.

La licitación de ayer dejó a la vista una menor predisposición de los bancos y aseguradoras locales a comprar este tipo de deuda (se emitieron nuevos bonos por un total de $ 4945,7 millones tras recibirse ofertas de compra por $ 5171 millones, la proporción más estrecha entre oferta y demanda desde que en marzo empezaron estas colocaciones con impronta noventista), a la vez que confirmó el interés por posicionarse a los menores plazos: el 80% de la demanda se colocó a plazos que no superan el año.

Los Bonac emitidos ayer vencerán en marzo, mayo y septiembre de 2016, es decir, deberá pagarlos el
próximo gobierno. La tasa convalidada volvió a ser del 27,1 por ciento anual, lo que equivale a decir que deberá disponer entonces de unos $ 1300 millones para pagar la renta prometida ayer a los compradores.

0
0
0
0
0No comments yet