Check the new version here

Popular channels

El día de la lealtad


POLÍTICA
El día que el Pueblo y Perón hicieron historia
En el "Día de la Lealtad Peronista", Crónica recuerda en su suplemento Compañeros aquel 17 de octubre de 1945. Una multitud "copó" la Plaza de Mayo para celebrar la liberación de Perón. Nacía el peronismo.

POR: GRUPO CRÓNICA
17/10/2014 11:46:15
Por Emiliano Gullo
[email protected]

Es una mañana de octubre. No será cualquiera. La plaza de Mayo comienza a recibir a miles de personas. Parece una oleada humana. Vienen de las zonas más populosas del Gran Buenos Aires y de distintas barriadas porteñas. A pie, a caballo, en bicicletas. Algunos nadan para atravesar el riachuelo porque las autoridades levantaron los puentes para limitar los accesos. Para muchos de estos “cabecitas negras” es la primera vez en la histórica plaza. Es primavera pero el calor quema los pies. No parece haber una organización precisa, pero sí un objetivo: exigir la libertad del vicepresidente y secretario de Trabajo, el coronel Juan Domingo Perón. Es el 17 de octubre de 1945.

Detenido en el Hospital Militar luego de estar preso en la isla Martín García, el futuro líder del Partido Laborista escucha las noticias por la radio. Para media tarde, cientos de miles de trabajadores ya taponan la plaza. Cerca de las 23, el entonces presidente, Edelmiro Farrell, lleva a Perón a la Casa de Gobierno para que descomprima la situación. Le promete la libertad.

Minutos después, el líder sale al balcón para hablar con la multitud. Los leales a Perón refrescan sus patas en la fuente de la plaza. Acaba de nacer el Peronismo.

Los días previos

Los primeros días de octubre habían sido difíciles para los mandos militares que conducían el país. Estaban preocupados por la acumulación de poder de Juan Domingo Perón, que para esa altura manejaba la Secretaría de Trabajo y Previsión; es vicepresidente y ministro de Guerra. Desde que asumió el mando del Departamento de Trabajo, en 1943, el coronel del Ejército transformó al organismo en Secretaría y comenzó a motorizar las principales demandas de los sindicatos.

Creó los tribunales de trabajo; sancionó el Decreto 33.302/43 extendiendo la indemnización por despido a todos los trabajadores; más de dos millones de personas fueron beneficiados con la jubilación y se sancionó el Estatuto del Peón de Campo: establecía un salario mínimo y mejoraba las condiciones de alimentación, vivienda y trabajo de los trabajadores rurales.

También firmó el Estatuto del Periodista; levantó el Hospital Policlínico para trabajadores ferroviarios; construyó las escuelas técnicas para obreros. Un año después firmó 123 convenios colectivos y meses después rubricó otros 347.

En total, los convenios alcanzaron a unos 4 millones de trabajadores. La popularidad de Perón ya pesaba demasiado para sus adversarios políticos. El 12 de octubre, el presidente de facto, Edelmiro Farrell, ordena su detención.

Lo apresan en su casa de Recoleta, donde convive con Eva Duarte, y lo trasladan a la isla Martín García. Quieren asegurarse que esté lo más aislado posible ante los eventuales apoyos de las centrales obreras.

​Cinco días después, el plan para derrumbar su carrera política termina convirtiéndose en su trampolín hacia la historia. Indignados por la detención del líder que había materializado muchos de sus reclamos, trabajadores de todo el Conurbano Bonaerense y de los barrios industriales de Capital avanzan sobre la Plaza de Mayo. No llegan organizados, pero van decididos a liberar al coronel Perón. El 17 de octubre juran que su lealtad será eterna.
0No comments yet
      GIF
      New