Check the new version here

Popular channels

El Dia del Niño, también en default

El Dia del Niño, también en default






Con un consumo en retracción y en un marco de incertidumbre por la situación económica general, ya se anticipa que el Día del Niño tendrá ventas moderadas. El objetivo de los fabricantes de juguetes y comerciantes del rubro es modesto y consiste en lograr, al menos, equiparar las ventas del año pasado. Pero ya estiman que el ticket promedio de ventas en las jugueterías será más bajo que el año anterior y rondará entre $ 200 y 300 pesos.

Los fabricantes de juguetes aseguraron que el año comenzó “muy tranquilo” y que los pedidos desde los comercios recién se reactivaron en junio y julio. “Estamos viendo si ese repunte compensa a los primeros meses del año. Antes, la gente se anticipaba más a las compras, se hacían con más tiempo, por miedo a no tener mercadería o para anticipar una posible suba de precios. Pero hoy el mercado está más tranquilo y no hay una salida tan anticipada para las compras”, explicó Matías Furió, presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ).



“Hasta mayo, las ventas estaban muy frenadas y los jugueteros nos comentaban que poca gente entraba a los comercios. La compra y provisión de juguetes vino retrasada, pero en junio y julio recuperamos las ventas pérdidas en los primeros meses del año”, coincidió Daniel Dimare, director de Marketing de Juguetes Rasti. “Todavía no se habían cerrado las paritarias, estaba el Mundial y las expectativas por la economía venían retrasando la venta”, agregó el directivo.

Según fuentes del sector, el ticket promedio en una juguetería ronda entre $ 200 y $ 300 pesos, por lo tanto los productos que estén por debajo de esos valores, serán los más solicitados para esta fecha. “No se está observando una suba del ticket promedio. Los productos muy caros, arriba de los $ 600 y $ 700 no tienen mucha salida en las jugueterías. Es una tendencia que se vio desde Navidad del año pasado. Ya que a partir de esos valores comienzan a competir con los productos electrónicos”, precisó Dimare.

Los fabricantes coinciden en que los consumidores son cada vez más selectivos a la hora de realizar sus compras y si el valor es percibido como muy alto optan por cambiar de rubro. Con todo, aseguran que los precios de los juguetes tuvieron aumentos similares a la inflación, aunque las variaciones son dispares porque cada tipo de juguete involucra componentes muy diferentes (telas, acero, plástico, caucho o cartón, entre otros). Como los juguetes de fabricación nacional tienen precios intermedios, los fabricantes esperan tener buenas ventas que les permitan estar en los mismos niveles que el año anterior.

En cuanto a las tendencias, los clásicos (muñecas y autos, por ejemplo) siguen vigentes pero lo más demandado suelen ser los productos con licencias de personajes de películas o programas de televisión. “De todas formas, siempre hay una diferencia entre los que compran los padres, que muchas veces buscan cosas más didácticas, y lo que piden los chicos”, agregó Dimare.

Con todo, fabricantes y comerciantes son cautelosos ya que la mayor parte de las ventas se concentran en los días previos al Día del Niño y muchos consumidores están a la espera de las promociones de último momento. Este año, la decisión de la Cámara fue que el día se celebre el 10 de agosto (el segundo domingo del mes) por un pedido de comerciantes y clientes para mejorar las ventas.

Desde 1960, el Día del Niño se celebraba en la Argentina el primer domingo de agosto pero desde 2003 se trasladó al segundo domingo porque la mayoría de los consumidores argentinos no cobraba su sueldo en los primeros días del mes. En 2011 y en 2013, en tanto, la celebración se aplazó una semana por la realización de las elecciones primarias, presidenciales primero y legislativas después.


No se decepcionen si un niño no les da pizza este año, no es su culpa camaradas
0
0
0
0No comments yet