1. Noticias y actualidad
  2. »
  3. Otros países

"El discurso de Iorio es lo más"

Cucho Parisi: "El discurso de Iorio es lo más"


Los Auténticos Decadentes celebran 25 años de ejercicio y su cantante hace memoria y balance antes de su show del sábado en el Luna Park





Chorreras de tinta han invertido especialistas de las más diversas ramas de la ciencia para referirse a la crisis del séptimo año que acecha a los matrimonios avanzados. En este concierto de conocimientos ilustrados irrumpen Los Auténticos Decadentes, como si constituyeran un agujero negro de los confines del entendimiento psicológico dispuesto a absorber y reconfigurar todo lo que hasta el momento se daba como supuesto e irrefutable: sus 25 años de ejercicio ininterrumpido (con apenas dos cambios de integrantes en un grupo de quince integrantes) obliga a revisar todo lo escrito hasta la fecha. "Nos respetamos y nos queremos mucho entre nosotros. Eso nos lleva hacia el mismo lugar... ¡y a haber sobrevivido más que varios matrimonios dentro de la banda", revela Cucho Parisi, con la simpleza de quien explica cómo atarse los cordones o hervir un huevo duro.

Como si vivieran a contratiempo, Los Deca podrían exhibir una enciclopedia de usos y costumbres que atentarían contra la lógica de cualquier banda standard preciada de tal. Una de ellas, por ejemplo, son las fechas de las vacaciones: "Nosotros paramos en verano, cuando las bandas salen de gira. Eso es porque en diciembre tocamos diez mil veces, sobre todo en fiestas privadas, nuestra principal fuente de ingresos. Yo tengo una casa en Valeria del Mar, y lo tomo con si me fuera a vivir en verano, aunque también voy en vacaciones de invierno. Si hay compromisos, pivoteo. Es un lugar muy tranquilo, y varios del grupo tienen morada allá, lo mismo que Joaquín Levinton o los Moura".

Una vez superada la temporada de verano, el grupo vuelve a la palestra para continuar celebrando sus bodas de plata, tal como lo hicieron durante noviembre del año pasado en el Palacio de los Deportes del México de DF. Allí, tocaron ante 25 mil personas y registraron un CD y DVD en Blu-Ray que se ganará las bateas a partir de mayo. Antes, tienen la cita criolla del cortejo el sábado próximo en el Luna Park.

Una vez dijiste: "La gente cree que vivimos de joda, pero nos estresamos mucho". ¿Había necesidad de derribar semejante mito?
¡Es que nos cansan los viajes! Cuando llegamos a destino, todo se disfruta, pero a veces hay que viajar más de medio día para tocar una sola hora. Somos muchos y así es el laburo, pero lo demás es un placer.

¿Hay trucos para contrarrestar el desgaste de los viajes y las giras?
Tenemos el organismo a prueba de balas, jaja. Cuando cruzás los 40, tenés que cuidarte un poco más. Dentro de todo, tratamos de llevarla. Si sabés que comés sano y no te drogás, es mejor. Ni hablar si no fumás, mucho mejor para mí, ya que soy asmático y odio el cigarrillo. Si le das un poquito de bola, el cuerpo avisa. "Si de algo hay que morir, yo quisiera que me coma un cocodrilo", como dice una canción de Jorge (Serrano).

¿Nunca atravesaron crisis que pusieran en jaque la continuidad de la banda?
Sería imposible separase, porque de los Decadentes comemos 23 familias. Nos gustaría ser cuatro, como Café Tacuba, para poder tomarnos años sabáticos, preparar nuestros discos solistas y hacer fantasías. Si lo hacemos nosotros, se beneficiarían dos y los demás tendrían que salir a manejar un remise. Además de eso, nos gusta tocar juntos, por supuesto.

¿Te gustaría hacer un disco solista, tal como hizo el Perro Serrano?
Podría sacar un par de temas, pero no sé si me daría para un disco entero porque me aburriría. Prefiero la performance, arengar. Lo que me divierte mucho es pasar música. Donde hay una fiesta, me meto, aunque creo que lo hago desde los 12 años. Me cabe lo ochentoso, como Queen, The Knack, The Who, Cheap Trick, B52 o Happy Mondays. Gracias a Sumo y a Luca empecé a escuchar reggae y new wave. Me gusta mucho lo electrónico, también.

¿Alguna influencia insospechada?
El discurso de Iorio es lo más... ¡y el gato de la prosperidad de Beto Casella!

¿Cuál es el límite a la hora de hacer y pensar la música?
Entramos del lado equivocado, del "mal rock", según dirían Los Cadillacs, entonces tenemos todo permitido. Si nos ponemos a hacer pop o música seria, sonaría bizarro. Lo hemos hecho, pero siempre con una cuenta de humor y sarcasmo. Eso es lo que nunca le va a faltar al grupo. Los ritmos están todos permitidos, aunque nos faltaría un poco de heavy metal. O de ópera: un disco como The Wall, pero que se llame La Medianera.

¿Hay alguna anécdota que pueda honrar y resumir estos 25 años?
El grupo es una anécdota, aunque las mejores no se pueden contar...
0
0
0
0No hay comentarios