Canales populares

El dólar futuro para fin de año se derrumba en Nueva York

Finanzas


Viernes 31 de Octubre de 2014 08:51:00


El dólar futuro para fin de año se derrumba en Nueva York hasta los $9


31-10-2014 Los contratos que se negocian sin la influencia del Banco Central cayeron con fuerza tras la asunción de Jorge Vanoli al frente de la entidad







La resistencia a una devaluación suena creíble, al menos por ahora, a los ojos de los inversores que miran las turbulencias domésticas desde el exterior.

Los contratos de dólar a futuro que se negocian en Nueva York, y que están exentos de las intervenciones diarias del Banco Central, prevén un tipo de cambio de $9 para fin de año, que es sensiblemente menor al pronóstico que daban en los días en que estaba más fresco el default. Y un avance por encima de los $ 10 recién a fin de marzo próximo.

El mercado tomó la advertencia que suele repetir en público el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, de que no realizará un ajuste en el tipo de cambio a pesar de las presiones cambiarias y de la caída de la competitividad, como una decisión que -conveniente o no- se mantendrá firme por los próximos meses y les permitirá aferrarse a ella para realizar sus negocios.

Quienes deben apostar sobre el nivel que tendrá el tipo de cambio en el país consideran, otra vez, que el Gobierno tensará al máximo el tipo de cambio oficial en lo que queda del año, y que sólo optará por soltarlo y devaluar pasado ya el primer trimestre de 2015.

Es la misma presunción que tenían en la primera mitad de este año, pero que mostró un cambio abrupto a fin de julio, cuando el país se embarcó en el default y dio certezas sobre un freno drástico en el ingreso de capitales. Por esos días, la inquietud del mercado había llevado la cotización esperada para el 31 de diciembre próximo de los $ 9,42 a los $ 9,90.

Ahora, según Ambito, tras el desembarco de Vanoli, la expectativa de devaluación volvió a ser mayor para 2015 que para 2014: los inversores esperan que el precio del dólar se ubique en los $ 9,06 a fin de año, y que sólo se dispare una vez que sea insostenible.

"Es muy importante que la gente sepa que no va a haber devaluación", advirtió el miércoles pasado el presidente del Central, en declaraciones a un programa radial. El mercado cree que Vanoli está convencido, y que su decisión es sostenible al menos por un tiempo, más allá de lo que se considere recomendable.

"Desde la devaluación de enero, el tipo de cambio oficial se depreció un 5%, y la inflación acumulada fue del 25%. Con esto, la apreciación real supera el 15%. Llamativamente, en el último mes el BCRA depreció el tipo de cambio un 0,6%, muy por debajo de la inflación promedio mensual de 2%- 2,4%.

En estos términos, la elección del tipo de cambio como ancla nominal no parece ser la estrategia más adecuada, más si se consideran las perspectivas globales, el escenario económico en Brasil y la inercia inflacionaria en la Argentina", comentaron en un informe reciente los economistas de Quantum Finanzas.

Vanoli se animó a pronosticar también que "la Argentina terminará este año con un nivel de reservas superior al actual, cumpliendo con todos los compromisos".

Pensaba, en parte, en el acuerdo con China, que le permitió gatillar ayer una parte del swap de monedas (unos u$s 814 millones de u$s 11.000 millones que están previstos), en la liquidación de dólares que les pidió apurar a las cerealeras (unos u$s 5.700 millones); en las inspecciones y llamados que realiza semanalmente para limitar al máximo la demanda y el movimiento de dólares en la City y en las prohibiciones que impone sobre el mercado cambiario mayorista para poder mostrarse comprador en la jornada.
0
0
0
0No hay comentarios