Check the new version here

Popular channels

El dólar paralelo en Venezuela ya supera 60 veces al oficial



La divisa pasó ayer los 400 bolívares, un salto de 33% en una semana. El oficial sigue en 6,3. Se teme una hiperinflación.

Los operadores cambiarios se están agarrando de las greñas alarmados por la suba indetenible y vertiginosa que registra el dólar en el mercado negro o paralelo en Venezuela. Ayer la cotización superó la barrera de 400 bolívares, lo que representa un salto de 33% en apenas una semana, cuando había alcanzado el récord de 300 bolívares.
El valor alcanzado ayer representa 17 veces más que los 24 bolívares a los que cotizaba el dólar cuando Nicolás Maduro asumió la presidencia, hace 26 meses, y supera por más de 60 veces el valor actual del dólar oficial, de 6,3 bolívares, que se aplica para la importación de alimentos y medicinas.

El motivo principal de esta subida es la desconfianza que existe en los mercados en torno al desempeño económico del presidente Nicolás Maduro y su partido de gobierno, que perdería las próximas elecciones parlamentarias previstas para el último trimestre del año, visto el resultado exitoso que obtuvieron los candidatos de la oposición en las elecciones internas celebradas el domingo pasado.

Todos los sondeos indican que la oposición aventaja en 20 puntos al oficialismo, y el 80% del electorado pide un cambio en el país. Las encuestas destacan que el chavismo, desencantado por los fracasos económicos de su gobierno, está dispuesto a dar un voto castigo a Maduro y su equipo.

La suba del dólar en el mercado negro se aleja de los otros tres cambios oficiales. El primero de 6,30 bolívares por cada billete verde, y segundo de 12, además del marginal Simadi de 200 bolívares. Ninguno de estos tres cambios oficiales restringidos se está otorgando al público, ni siquiera para los viajeros, lo que indica que el gobierno está escaso de divisas. Es por eso que todo el mundo busca cambiar en el mercado paralelo y libre.

En Venezuela existe un control de cambio desde 2003 que deja en manos del Estado la compraventa exclusiva de los dólares un mecanismo que a principios de febrero fue modificado, permitiendo a los venezolanos por primera vez en más de una década acceder a la moneda estadounidense de forma libre, pero limitada. Desde entonces la divisa no ha frenado su escalada.

José Guerra, ex director del Banco Central de Venezuela y el candidato a diputado más votado de la oposición en las primarias de Caracas, dijo a Clarín que la disparada de la divisa estadounidense se debe a que se están agotando las reservas internacionales del país y a la escasez de divisas que no alcanza para pagar las importaciones de alimentos, que son más de la mitad de lo que se consume en el país.

Venezuela ha perdido el 50% de sus ingresos petroleros por la caída del precio del crudo. El año pasado cerró con recesión económica y casi 70% de inflación, entre las más altas del mundo. Y en lo que va de año registra una inflación de 10% mensual. Las proyecciones son pésimas.

Para el economista Gustavo Rojas Matute, director de Polinomics, Venezuela registra una inflación de más del 10% mensual. "Sin duda, estamos a las puertas de la hiperinflación y lo peor de todo es que no está haciendo nada para evitarlo. Una devaluación del tipo de cambio oficial podría ayudar. No sería la solución definitiva, pero podría ayudar. Lo peor es que estamos en el peor de los mundos".

Cuando se le pregunta por qué el gobierno no devalúa las tasas oficiales cuando el paralelo está disparado, Rojas menciona cuatro causas: "Por miedo al costo político y sus efectos sobre las elecciones a la Asamblea Nacional; porque no tienen idea de lo que tienen que hacer; porque el diferencial entre las tasas oficiales y la paralela le genera enormes rentas a los miembros de la coalición de gobierno y le garantiza lealtad a Maduro. O como sugiere Francisco Monaldi, está dejando que la hiperinflación agarre cuerpo para que exista consenso nacional para un ajuste macroeconómico y reduzca su costo político".

En su opinión, "ningún escenario parece evitar la llegada de la hiperinflación. Y ésta revienta cuando la gente ya no quiere tener bolívares. Es decir, la demanda de bolívares colapsa y la gente sólo quiere moneda extranjera".

0
3
0
0
3Comments