Canales populares
  1. Noticias y actualidad
  2. »
  3. Otros países

El dolar se dispararia

En dos semanas el Banco Central vendió casi u$s1.000 M para bajar la cotización apenas 1 centavo...

Ademas analistas advierten que el alza del billete verde no se detendrá y que de esta manera tiene grandes chances de ganarle al índice de precios en 2018.

La actual dinámica, con un dólar bravío que exige esfuerzos de contención al BCRA, se viene dando desde que el Gobierno decidió flexibilizar la meta inflacionaria y habilitar una baja de la tasa de interés.

El Banco Central desembolsó este viernes u$s413 millones, la suma más alta erogada en un solo día en siete meses. Lo hizo para controlar el valor del billete norteamericano, que cerró a $20,53 para la venta, aunque arrancó la jornada con fuerte impulso alcista, que amenazó con alcanzar un nuevo récord.

Si se computan todas las intervenciones realizadas en las últimas dos semanas, el BCRA se desprendió en total de u$s935 millones. Y el resultado de este gran despliegue es más bien pírrico: apenas logró bajar la cotización de la divisa en 1 centavo desde los $20,54 a los que cerró el 2 de marzo.

Son decisiones que le dieron marcado impulso al precio del billete verde.

- Si no baja la tasa (es decir, el costo del dinero y de los créditos), corre el riesgo de que la actividad económica se vaya desacelerando hacia el segundo trimestre. Y esto cobra mayor relevancia por la sequía, ya que puede restarle hasta un punto a la suba del PBI.

- Si baja la tasa de interés (es decir, si reduce el "premio" para las inversiones en pesos), le inyectará una presión adicional al tipo de cambio, tal como sucedió a fines de 2017.

Como causas, a las mencionadas anteriormente (metas inflacionarias y tasas) se suman un peor clima global y la percepción extendida de que existe un atraso cambiario.

Envalentonados por la devaluación que comenzó a fines de diciembre y convencidos de que la inflación irá moderándose en el segundo semestre, los funcionarios de Hacienda apuestan a que la carrera entre ambas variables podría tener un nuevo ganador en 2018.

La pulseada entre las dos variales requiere sintonía fina e implica riesgos: la divisa estadounidense no puede escalar demasiado porque ese incremento se trasladaría al resto de los precios, lo que complicaría a la economía.

Es cierto que los primeros movimientos del dólar, cuando se despertó de su letargo en diciembre, no produjeron demasiado impacto. Pero también es verdad que la persistente suba generó una alta tensión, algo que es admitido desde el propio Banco Central.

A tal punto que, como se sabe, la entidad monetaria salió a la cancha a frenar la estampida de la divisa y, como en los viejos tiempos, no tuvo problema en echar mano a las reservas.

Por ahora, resulta claro quién lleva la delantera este año:

- El billete verde ha trepado 8,4%, tomando como referencia el segmento mayorista.

- La inflación en los dos primeros meses ha sido la mitad: 1,8% en enero y 2,4% en febrero.

46Comentarios