Popular channels

El dramático relato de un anciano asaltado y golpeado

Junto a su esposa fue víctima de un violento robo perpetrado por tres jóvenes que ingresaron a la fuerza a su casa ubicada en una finca en Cuadro Benegas.
En 4 horas de terror, asaltaron y golpearon a una pareja de ancianos y se llevaron $16.000






La madrugada del 21 de agosto quedará marcada a fuego en la mente de José Gutiérrez (80), que junto a su esposa Ascaria Ibarra (68) sufrieron un robo violento que incluyó amenazas, golpes y cuatro horas junto a los delincuentes.

Es que las marcas quedaron grabadas en el rostro de José, que recibió un sinnúmero de golpes cuando se negó a entregar los $15.000 que tenía guardados en el bolsillo de un pantalón.

Todo comenzó pasada la medianoche cuando el hombre y su esposa dormían y un extraño ruido los despertó. Al principio creyeron que se trataba de un gato que merodeaba la finca ubicada en Ruta 144, kilómetro 673, en Cuadro Benegas, pero media hora más tarde se dieron cuenta que se trataba de un asalto.

Tres delincuentes encapuchados forzaron la puerta de acceso a la cocina y en un abrir y cerrar de ojos coparon la vivienda. Allí, envalentonados por el alcohol que habían ingerido, uno de ellos increpó a José, quien lo enfrentó a los golpes.

Poco duró la resistencia, en unos minutos el anciano estaba tirado en el suelo con la cara ensangrentada producto de los "fierrazos" que recibió. En tanto su esposa, aterrorizada gritaba desde la cama hasta que la obligaron a callarse.

"Les pedí que no la tocaran porque mi esposa sufre de epilepsia", dijo José mientras se tocaba el rostro lleno de moretones, y agregó: "por suerte fue lo único que respetaron". Es que los delincuentes no sólo se llevaron el dinero, también robaron otros elementos y violaron la intimidad de la pareja.

"Las cuatro horas las vivimos dentro del dormitorio -recordó el hombre-, mientras revolvían todos los ambientes uno de ellos me tenía amarrado y me amenazaba con el fierro con el que me pegó".

En ese tiempo, mientras buscaban el dinero que finalmente encontraron en el bolsillo del pantalón de José, se dieron el lujo de beber más vino y consumir algunos de los productos regionales que la pareja ofrece a la venta.

"Hace 20 años que me mudé a esta finca y en los últimos tres sufrí dos robos importantes, este último cargado de violencia". Y añadió: "yo los enfrenté y les dije que mi vida está hecha y no tenía nada que perder e iba a defender lo que me gané trabajando", mencionó la víctima mientras metía sus manos en el bolsillo.

Tras el ataque, los ladrones huyeron por los fondos de la casa dejando rastros que facilitó el trabajo a los perros policías. En ese contexto, José narró que "una vez que se fueron, me subí al Torino, fui hasta la casa de un conocido y luego viajé hasta el barrio Policial donde vive mi hijo".

Desde allí hicieron la denuncia al 911 que envió a los uniformados hasta la propiedad. Luego los perros hicieron su trabajo y en un asentamiento cercano detuvieron a un joven salteño de 19 años y recuperaron casi todo lo robado.

"Creo -mencionó José- que nunca voy a recuperar el dinero que era para pagar unas deudas que tenía" y "espero que puedan detener a los otros dos delincuentes, entre los que está quien me golpeó".

No fue una noche más para la pareja que el viernes no salía de su asombro por la animosidad y violencia con que actuaron los ladrones.

Es evidente que "alguno sabía que en ese lugar se guardaba dinero", dijo una fuente de la policía, y "no se descarta que haya habido un entregador".

Por lo pronto, José se recupera de los golpes y ya fue asistido por personal de la Policía Comunitaria que visitó su hogar junto a una sicóloga que ayudará a la pareja a sobrellevar e intentar superar este terrible hecho.

Rastrillajes

Se han realizado diversos allanamientos en búsqueda de los otros dos delincuentes que se habrían escapado con el dinero. No se descarta que sean oriundos del distrito.


Cualquier comentario desubicado o que no tenga que ver con el post sera eliminado y denunciado
0
0
0
0No comments yet