Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?

Los tanques rodearon el martes la sede del Gobierno de Tailandia y el primer ministro, Thaksin Shinawatra, declaró el estado de emergencia en Bangkok entre lo que parecen ser signos del primer intento de golpe de Estado en la nación del sur de Asia en 15 años. En la imagen, tanques junto a la sede del gobierno en Bangkok, el 19 de septiembre de 2006. REUTERS/Chaiwat Subprasom

(Reuters) - El Ejército de Tailandia tomó el martes el control de Bangkok sin disparar un solo tiro y anunció la creación de una comisión para reformar la Constitución, a pesar de que el primer ministro, Thaksin Shinawatra, declaró el estado de emergencia desde Nueva York.

Un portavoz del Gobierno dijo desde la sede de la ONU - a donde había acudido Shinawatra para la Asamblea General del organismo - que el intento de golpe de Estado no tendrá éxito y que "tenemos el control".

Decenas de tanques y soldados tomaban la sede del Gobierno en el primer golpe de Estado en esta nación del sur de Asia en 15 años y un portavoz golpista dijo en televisión que las Fuerzas Armadas y la policía controlan la capital y las provincias limítrofes.

La toma de poder es momentánea y el poder "se devolverá al pueblo", aseguró el portavoz, el teniente general Prapart Sakuntanak, en todos los canales de televisión.

El Ejército declaró la ley marcial en todo el país en la madrugada del miércoles, hora local, ordenó a todos los soldados que acudan a los cuarteles y prohibió los movimientos de tropas desautorizados, lo que podría mostrar preocupación por un contragolpe de leales a Thaksin en las Fuerzas Armadas.

Prapart explicó que los militares y la policía han establecido un órgano que decidirá sobre las reformas políticas, acabando con el Gobierno del multimillonario de las telecomunicaciones, que estaba inmerso en una crisis derivada de las acusaciones de que había derrocado la democracia en el país.

"Nunca en la historia tailandesa había estado la gente tan dividida", afirmó Prapart.

"La mayoría de la gente sospecha de este gobierno, que está dirigiendo el país mediante una corrupción rampante", añadió.

"Se han entrometido tantas veces en los órganos independientes que no podían actuar en línea con la Constitución".

Weerasak Kohsurat, un viceministro en el anterior gobierno, dijo a Reuters que cree que el asesor real Sumate Tantivejakul encabezará la comisión de reformas y que se formará un Ejecutivo provisional mientras se acuerdan las reformas políticas.

Pronto se convocarán elecciones y Thaksin podrá presentarse, aseguró.

AUMENTO DE LAS PRESIONES

Después de que hubiese unas protestas masivas contra él en Bangkok, Thaksin convocó unas elecciones anticipadas en abril, esperando que su firme apoyo en el campo contrarrestase a sus adversarios políticos.

Sin embargo, los partidos de oposición argumentaron que utilizó organismos neutrales como la Comisión Electoral a su favor y boicotearon los comicios, lo que los hizo nulos.

Aún así, se esperaba que el Thai Rak Thai del primer ministro se impusiera en las nuevas elecciones previstas para finales de noviembre, lo que habría aumentado la presión sobre sus rivales para intentar desalojarle por la fuerza.

"No hay otro modo de resolver el 'impasse' político", dijo un ex alto cargo próximo a los militares de alto rango. "Hace casi un año que el país no tiene democracia, no tiene gobierno legítimo que dirija el país".

Thaksin ordenó a las tropas que no se "muevan ilegalmente" y dijo a los jefes de las Fuerzas Armadas que informaran al primer ministro interino, Chidchai Vanasatidya.