El Ejército turco penetra en Siria


El Ejército turco penetra en Siria y evacua a los soldados que custodian la tumba de Solimán Schah
Uno de los integrantes del rescate ha fallecido en un accidente durante la evacuación

Turquía la considera territorio soberano y había prometido que la defendería

Siria califica la incursión de 'flagrante agresión' y advierte de las consecuencias









El ejército turco ha llevado a cabo una gran operación en Siria durante la noche del sábado para evacuar a 38 soldados turcos que custodiaban la tumba de Solimán Schah, abuelo del fundador del Imperio Otomano, cuyo mausoleo se encuentra en territorio tomado por el Estado Islámico (IS, siglas en inglés), ha anunciado el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu.

El Gobierno sirio ha condenado la incursión, que califica de "flagrante agresión" a su territorio y advierte a Turquía de las posibles repercusiones.

El Gobierno turco tomó la decisión de poner en marcha esta operación ante el deterioro de la situación en torno al enclave turco, y ante el avance de los militantes islámicos, que rodean el mausoleo.

La tumba fue hecha territorio turco en virtud de un tratado firmado con Francia en 1921, cuando los galos gobernaban Siria. Turquía la considera territorio soberano y había prometido que la defendería de posibles ataques de los insurgentes.

Tanques turcos durante la operación en territorio sirio. Tanques turcos durante la operación en territorio sirio. EPA
Tanques turcos respaldados por drones y aviones de reconocimiento entraron en Siria durante la noche. Davutoglu cifró en 100 los vehículos militares, incluidos 39 carros de combate, que han intervenido en la operación y que ha permitido la evacuación de los 38 soldados turcos que custodiaban la tumba. Todos ellos se encuentran ya en territorio turco. Casi 600 soldados han participado en la operación , que se ha resuelto sin enfrentamientos, si bien una persona ha muerto en un accidente durante el despliegue.

"Las reliquias del dignatario turco han sido repatriadas temporalmente a Turquía para más adelante ser inhumadas en Siria", ha indicado el primer ministro, que se ha felicitado por el "buen desarrollo" de la operación militar que "compartaba potencialmente importantes riesgos", al incursionar 35 kilómetros en territorio sirio. Todos los tropas turcas y el contingente que vigilaba la tumba han regresado sanos y salvos a Turquía.

La reubicación en suelo sirio de la tumba reviste importancia política y diplomática para Ankara, que sostiene que no ha "perdido" contra lo yihadistas, afirman los observadores.

Turquía ha amenazado en numerosas ocasiones de represalias a los yihadistas si éstos atacaban a los soldados turcos que protegen el mausoleo, bajo soberanía turca, un lugar simbólico e histórico, situado al noreste de Alepo.