Check the new version here

Popular channels

El empleo, en crisis: la desocupación creció y menos gente b

El desempleo trepó a 7,5% en el segundo trimestre, pero cayeron fuerte las tasas de empleo y actividad. Alertan por recortes en planes de contratación de las empresas




Por efecto del impacto de la recesión de la economía, el mercado laboral profundizó su tendencia de deterioro durante el primer semestre del año, escenario que conjugó destrucción de puestos de trabajo, un marcado aumento del “efecto desaliento” entre quienes buscan empleo y un crecimiento en el número de personas con intenciones laborales no satisfechas, que superaría los 3 millones. Ese cuadro se desprende de los datos sobre la evolución del mercado de trabajo correspondientes al segundo trimestre de 2014 difundidos ayer por el Indec, que acusaron un incremento en la tasa de desocupación, que se ubicó en el 7,5% (una suba interanual del 0,3% y de 0,4% en la comparación con el primer trimestre del año), en el contexto de una pronunciada caída de las tasas de empleo y actividad, ambas del 1,7% respecto de un año atrás.


La cantidad de desempleados al culminar el trimestre alcanzó así a 1,44 millones de personas, casi 25.000 más que igual período de 2013. Si a ese número se agregan los datos correspondientes a la subocupación (1,78 millón de subocupados, 100.000 más que abril-julio de 2013), la cantidad de personas con dificultades de empleo supera los 3,2 millones.


La desaceleración de la tasa de empleo, es decir la cantidad de personas ocupadas sobre la población total, se ubicó al final del período abril-julio en el 41,4%, su menor nivel desde el primer trimestre de 2006, situación que marcó una disminución interanual en el número de ocupados de alrededor de 510 mil personas. En tanto, la reducción de la tasa de actividad (44,8% contra 46,5%, un punto y medio porcentual menor al promedio del período 2003-2013) se tradujo en que otras 550.000 personas que dejaron de buscar empleo por efecto desaliento. Para los analistas del mercado laboral, la significativa caída combinada de ambas tasas evidencia un deterioro del empleo más pronunciado que el que se desprende de la leve reducción de la tasa de desocupados.


“La recesión está impactando en una destrucción neta de puestos de trabajo que no se manifiesta de manera más clara en el desempleo por la caída en la tasa de actividad. Sin ese efecto desaliento, el desempleo estaría hoy en el 11%”, explicó el economista y diputado de Unidad Popular, Claudio Lozano.


En esa línea, un informe de la consultora Empiria indicó que si se considera la tasa de actividad promedio registrada durante el período 2006-2008 la tasa de desocupación del segundo trimestre de este año treparía al 10,8%, lo que representaría alrededor de 1,9 millones de desempleados.


María Laura Cali, titular de Sel Consultores, destacó ante El Cronista que los datos difundidos por el Indec son coincidentes con el relevamiento periódico de esa consultora respecto de las expectativas de contratación de nuevo personal por parte de las empresas líderes. Al respecto, Cali advirtió que existe una tendencia manifiesta desde agosto de 2009 de que son más las firmas que esperan disminuir sus dotaciones que las que prevén incrementarlo en los próximos meses, una expectativa negativa que –según la especialista– recorre todas las categoría ocupacionales.


El último relevamiento de Sel detectó que el 35% de las compañías líderes tiene suspendido el ingreso de nuevo personal, cifra que trepa al 45% en el sector productivo, en tanto alcanza al 25% la cantidad de firmas que ya disminuyó sus plantillas mientras otro 15% espera recortar sus dotaciones en el que resta del año. A esa situación se suma la profundización de planes de ajuste laboral, que contemplan suspensiones de turnos y horas extras, recortes de personal eventual y suspensiones temporales de trabajadores, entre otras medidas.


Lozano, a su vez, consideró que el cuadro recesivo actual es similar al escenario de 2009, pero advirtió que el el deterioro del empleo actual es más complejo porque la menor capacidad del Gobierno para aplicar medidas tendientes a contender el problema, debido a “la situación fiscal mucho más apretada y el aumento de la inflación”.
0
0
0
0
0No comments yet