Check the new version here

Popular channels

El Estado islámico destruyó otro patrimonio cultural irakí



En el tercer ataque al patrimonio cultural de Irak en las últimas semanas, el grupo yihadista Estado Islámico (EI) destruyó hoy la ciudad de Hatra, de más de 2.000 años de antigüedad.

Las ruinas de Hatra, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se encuentran en la provincia septentrional de Nínive, en manos de los extremistas desde junio de 2014.

Este es el tercer sitio arqueológico atacado por los radicales en el norte de Irak desde finales de febrero. El 27 de febrero, el EI difundió un vídeo con la destrucción de estatuas y relieves milenarias en el Museo de la Civilización de Mosul y de dos toros alados en una de las entradas en la provincia de Nínive. En tanto, el 5 de marzo pasado saquearon y destruyeron la antigua ciudad asiria de Nimrod.

El gobernador de la zona de Hatra, donde se ubica el área arqueológica del mismo nombre, Ali Saleh, dijo que el EI comenzó su ofensiva después del mediodía. "Los yihadistas han arrasado -explicó- con grandes topadoras monumentos arqueológicos, como el palacio, el templo y la muralla interna de Hatra", a Hatra 80 kilómetros al suroeste de la ciudad de Mosul, capital de Nínive.

El Ministerio iraquí de Turismo y Antigüedades denunció por su parte que la ciudad fue saqueada y destruida, aunque no precisó la magnitud de los estragos causados. "Pese a las advertencias de que los crímenes del EI iban a proseguir en otros lugares arqueológicos, la respuesta no ha estado al nivel requerido", lamentó la nota de las autoridades iraquíes, que criticaron "la lentitud del respaldo de la comunidad internacional".

Hatra, que se cree fue fundada a principios del siglo II a.C., poseía un sofisticado sistema de baños con mosaicos y relieves, y una arquitectura que la situaban a la altura, según algunos expertos, de la antigua Roma.

Hatra, inscrita en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1985, es una gran ciudad fortificada situada en la zona de influencia del Imperio Parto, que resistió dos veces el asalto de los romanos gracias a su muralla provista de torres. Popularmente, tomó relevancia como escenario de las primeras escenas de la mítica película de terror "El exorcista" (1973).

Toda esta historia no frena a los extremistas del EI, que justifican sus actos de vandalismo asegurando que los pueblos de la antigüedad adoraban a ídolos "en vez de a Alá".
0
0
0
0
0No comments yet