Check the new version here

Popular channels

El estado uruguayo gana juicio por la Estación Central

La Justicia falló a favor del Estado en el juicio por el uso de la estación de AFE y por lo tanto no deberá pagar los más de 1.000 millones de dólares que le reclamaban.



En 1997 el Estado realizó un llamado a interesados para darle destino a la Estación de AFE y las playas de maniobra de los trenes. Lo hizo a través de Saduf S.A., propiedad del Banco Hipotecario del Uruguay. Dos años después del llamado, la compañía Glemby S.A. obtuvo la concesión del lugar por 50 años, con el objetivo de desarrollar un proyecto inmobiliario con torres de apartamentos y oficinas, playa de estacionamiento e incluso un hotel cinco estrellas.

Esta mañana, el abogado Juan Andrés Ramírez -que defendió al Estado en el caso- explicó al programa De Ocho a Diez las idas y vueltas de esa licitación, que derivó en varios pleitos judiciales, en especial una demanda al Estado por más de 1.000 millones de dólares realizada por el titular de Glemby.



La firma debía entregar un total de 7 millones de dólares, de la que abonó una primera cuota de 250.000 dólares. La segunda cuota nunca fue entregada, porque el predio no le fue otorgado en su momento, debido a que el BHU se lo había dado en comodato a AFE de manera provisoria hasta que culminara la construcción de un nuevo edificio para trasladar sus oficinas, informó El País.

El empresario Fernando Barboni presentó luego una demanda aduciendo que no le entregaron "en tiempo y forma" el edificio de la estación de Central de AFE y su playa de maniobras. Por ese motivo, reclamaba un "lucro cesante" que ascendía a 1040 millones de dólares.

De acuerdo a lo que explicó Ramírez, en 2011, cuando el Estado contestó la demanda, le ofreció a Glemby S.A. la entrega de los bienes y la empresa nunca los recibió. "En 2011 Glemby S.A. debió recibir el bien y, en cambio, sostuvo que no era lo que correspondía sino que debían pagarle por daño emergente y lucro cesante", dijo a Radio Uruguay.

Originalmente la Justicia había fallado a favor del empresario, pero luego rechazó la demanda del empresario.

Ahora, la Justicia falló definitivamente a favor del Estado, lo que significa que la empresa está obligada a cumplir el proyecto de inversión, aclaró Ramírez.

"El litigio terminó, ahora nos retrotraemos a 2003 cuando Glemby S.A. iba a empezar a hacer la obra y no la hizo", acotó el abogado.
14Comments
      GIF
      New