Popular channels

El Eurogrupo rescata a Chipre

Y provoca el primer "minicorralito" de la UE

Bruselas inyecta 10.000 millones de euros en la economía chipriota a cambio de un impuesto extraordinario sobre los depósitos bancarios

La tasa especial, que supone una quita de hasta un 9,9% de los fondos depositados, permitirá recaudar 5.800 millones de euros. También se verán afectados los depósitos de menos de 100.000 euros, que hasta ahora se suponían protegidos por Bruselas

La UE abre un melón que puede provocar un miedo innecesario sobre los depósitos en España o Italia



Contra todo pronóstico, y contra toda filtración, los ministros del euro acordaron la noche del viernes un rescate de 10.000 millones de euros para Chipre a cambio de un duro paquete de medidas que incluye, por primera vez en los países de la moneda única, una quita a todos los depósitos en forma de impuesto extraordinario.

El impuesto, que se aplicará de una sola vez y afectará a residentes y no residentes en el país, gravará con un 9,9% los depósitos de más de 100.000 euros y con un 6,75% los de menos de esa cantidad. Para hacer posible el cobro de la tasa, el gobierno de Chipre impedirá retirar la cantidad correspondiente de todos los depósitos, lo que de facto supone la aplicación de una suerte de minicorralito, (aunque técnicamente es en realidad una confiscación gubernamental de una parte de los depósitos).
Para evitar que una retirada masiva de capitales del país impida pagar el impuesto, se hará una congelación parcial del dinero en los bancos chipriotas, equivalente a la cantidad que se debe abonar por el impuesto. Así, si cuando los bancos abran el martes, el lunes es fiesta en Chipre, se retiran los fondos, ya esa parte estaría confiscada. Para materializar esta medida, el Gobierno de Nicosia debe tramitar la norma este mismo fin de semana y aprobarla de urgencia.

La mitad de los depositantes en bancos chipriotas es de origen ruso, una de las claves por las que la UE ha impuesto este castigo sin precentes. Tampoco hubiera sido suficiente con penalizar los depósitos extranjeros ya que el Gobierno chipriota ha tenido una laxa política de entraga de permisos de residencia a los rusos que invertían en el país. Con todo, pagarán los ciudadanos chipriotas por los extranjeros que han llevado su dinero a "lavar" a Chipre y todos deberán pagar la sangría de la isla. Así, ya se están formando largas colas frente a cajeros chipriotas por parte de los ahorradores locales para intentar sacar su dinero. Rusia contribuirá en parte al rescate de Chipre, con una inyección de 2.500 millones de euros.
Se calcula que el impuesto especial sobre los depósitos permitrá recaudar unos 5.800 millones de euros. El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha reconocido que las medidas aprobadas han logrado reducir el monto total de la asistencia de los 17.000 millones de euros inicialmente calculados, y que suponían el 100% del PIB del país, hasta 10.000 millones de euros.

Precisamente, una de las razones esgrimidas desde la UE para aplicar esta medida confiscatoria, es la de que al rebajar la factura del rescate hacen viable, la economía chipriota. Con la cantidad prevista inicialmente, la deuda hubiera superado el 145% del PIB y hubiera hecho imposible la recuperación de la economía de esta isla mediterránea

Muchas similitudes con Islandia

Cabe resaltar que el sector financiero es cinco veces del tamaño del PIB chipriota, un sector sobredimensionado por la captación de capitales rusos y con una dinámica muy similar a la de Islandia. Llama la atención el contraste entre la reacción por la decisión de Islandia de no pagar a sus depositantes extranjeros en el estallido de la crisis y lo que se ha pactado anoche en el Eurogrupo. Desde los pasillos de Bruselas se censuró a Islandia por aquella decisión unilateral, pero ahora se adopta una de motivación muy similar aunque solo afecte a una cantidad reducida de los depósitos.
Una de las situaciones más graves del rescate se da desde el momento en el que la quita afecta a los depósitos inferiores a 100.000 euros. Estas cantidades estaban garantizadas por Bruselas desde el inicio de la crisis financiera en 2008 mediante los fondos de garantía de depósitos que se habían montado en cada país miembro del euro. Los expertos dudan de la necesidad de aplicar esta medida, ya que recaudatoriamente es irrelevante y "abre un melón", muy complicado. A partir de ahora, el temor a que los depósitos no estén asegurados en los países con peligro de ser rescatados, como España o Italia, puede provocar una fuga de capitales hacia bancos de economías más seguras, como la alemana.

Como compensación por la quita, los depositantes recibirán acciones en los bancos rescatados por el valor de la parte confiscada.

Una de las condiciones más relevantes para pactar el rescate ha sido la de elevar los impuestos del país. Así, se subirá el impuesto anticipado sobre las rentas del capital, la reestructuración y recapitalización de bancos y quitas para los tenedores de deuda júnior (la menos segura y más barata).

Cabe resaltar que Chipre tiene los impuestos más bajos de la Unión Europea, con una tasa del 10% en Sociedades, inferior incluso a la de Irlanda. Ahora se fijará en el 12,5%, en línea con la tarifa irlandesa, pero aún la mitad que la media de los países del entorno. Precisamente, cuando se rescató a Irlanda hubo un fuerte debate sobre la necesidad de elevar el impuesto. Sin embargo, la troika aceptó que se continuara con esta baja fiscalidad, que algunos consideran competencia desleal dentro de la UE.

Chipre es considerado como un paraíso fiscal donde los rusos "blanqueaban" su dinero. También en cierta medida los británicos, todas monedas del euro. Para agravar la situación, los bancos chipriotas están sobreendeudados con bonos griegos, que ya han sufrido dos rondas de quitas. Eso hace que "tocar" a su vez a la banca chipriota apenas tendría recorrido, debido a su maltrecha situación.
El presidente del Eurogrupo dijo que la eurozona confía en que el rescate y su "estricta implementación" permitirá que la deuda pública de Chipre, que se prevé alcance el 100 % del PIB en 2020, permanezca en una vía sostenible, mejorarán su potencial de crecimiento y garantizarán estabilidad financiera a largo plazo.

El Eurogrupo espera que el consejo de gobernadores del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) apruebe la propuesta para el marco de la asistencia financiera hacia la segunda mitad de abril.
0
0
0
0No comments yet