Check the new version here

Popular channels

El Fondo Monetario Internacional busca limitar el accionar d

Finanzas


Lunes 06 de Octubre de 2014 12:09:00


El Fondo Monetario Internacional busca limitar el accionar de los fondos buitre

06-10-2014 El organismo dio a conocer un documento en el que se apoyan reformas en los contratos para evitar problemas en las reestructuraciones de deuda soberana


        



Con un reconocimiento explicito en cuanto a que los recientes fallos de la corte de Nueva York en contra de la Argentina pueden "exacerbar" los problemas en las reestructuraciones de deuda soberana, el Fondo Monetario Internacional (FMI) dio a conocer un documento en el que se apoyan reformas en los contratos para evitar estas dificultades.


El directorio del organismo admitió que la debilidad en los acuerdos puede conducir a que sean "ingobernables" los procesos de reestructuración de deuda.


Sean Hagan, Consejero General y Director del Departamento Legal del FMI presentó en Washington un trabajo sobre el "Fortalecimiento del marco contractual para abordar los problemas de acción colectiva en la reestructuración de la deuda soberana".


Las nuevas recomendaciones del Fondo se refieren a dos cláusulas en particular: la de acción colectiva y el pari passu. Esta última es la que tomó como base el juez neoyorkino Thomas Griesa para poner en jaque a toda la reestructuración de la deuda argentina, según han denunciado las autoridades nacionales, empezando por la propia presidente Cristina de Kirchner.


Precisamente, el FMI reconoce que la principal motivación para proponer un cambio en la cláusula "pari passu" (o pago a pro rata) deviene del litigio en el que se encuentra envuelta la Argentina.
Sean Hagan sostuvo, la cláusula pari passu fue interpretada por la corte de Nueva York en el sentido que deben hacerse pagos a pro rata a todos los acreedores.


De esta forma, la Argentina, el depositario y otras partes de la cadena de pagos, se vieron inhabilitadas de hacer cualquier desembolso a los acreedores que ingresaron a la reestructuración de la deuda, a menos que se hiciera un pago completo a los holdouts (es decir aquellos que no aceptaron la reestructuración).
"La preocupación - y esta preocupación es compartida por muchos, no sólo por el Fondo Monetario Internacional - es que este caso pueda tener implicancias sistémicas si fortaleciera la estrategia de los holdout en casos futuros", de acuerdo con la opinión de Hagan.


La reforma que apoya el FMI es dejar en claro que la cláusula pari passu no requiere un pago pro rata a todos los acreedores, sino que se los considere a éstos en la misma condición legal que aquellos que ingresaron a las reestructuraciones. Dicho de otra forma, según Hagan, "prohibir acciones que resulten en la subordinación legal de ciertos acreedores no garantizados por encima de los otros".


Innecesario default
Por otra parte, Hagan sostuvo que si los acreedores holdout tienen una posibilidad significativa de recuperar la totalidad de sus demandas (sin quitas), los otros acreedores pueden tener menos incentivos para aceptar que un país redefina su deuda. "La incertidumbre generada por los problemas de acción colectiva puede crear demoras en los procesos de reestructuración y hasta pueden empujar a un país al default innecesariamente, en detrimento del deudor, los acreedores y en general al sistema (financiero)" de acuerdo con la evaluación del experto.


En consecuencia, el Fondo apoya una cláusula que permita a una mayoría calificada de acreedores - al menos 75% - tomar decisiones que comprometan a la totalidad de los prestamistas y de esta forma evite las pretensiones de las minorías.


Una decisión importante, que fue adoptada por la Asociación Internacional de Mercados de Capitales (IMCA en su sigla en inglés) y fue respaldada por el FMI, consiste en un nuevo proceso de votación. Al respecto, se introduce un sistema de votos por parte de los acreedores que permite que las decisiones sean tomadas por la mayoría sumando todas las emisiones de bonos, sin necesidad de un pronunciamiento por cada emisión en particular.


De esta manera, se pone coto a la posibilidad de los acreedores holdout de evitar una reestructuración por la simple vía de tener mayoría en una sola clase de bonos.


El documento, de 48 páginas del FMI, sostiene que el organismo está encarando una serie de propuestas orientadas a reducir los costos de las reestructuraciones de deuda, en beneficio de los acreedores, los deudores y el sistema financiero en general. En este sentido, reconoce que el actual marco legal "puede no ser suficientemente robusto como para evitar que los acreedores holdout socaven los procesos de reestructuración de deuda". Y explícitamente admite que el litigio entre la Argentina y los Estados Unidos "han subrayado estas vulnerabilidades".
0
0
0
0No comments yet