Popular channels

El Gobierno también cambiará el Código Procesal Penal

Un cambio con significación histórica La Presidenta anunció ayer que enviará un proyecto al Congreso en los próximos días.


La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció anoche que el Poder Ejecutivo Nacional (PEN) enviará al Congreso un proyecto de ley para reformar el Código de Procedimiento Penal. No se trata del código de fondo en materia penal, donde se establece qué es un delito y qué pena le cabe al autor, sino del código que regula cómo se llevan adelante las investigaciones penales y su enjuiciamiento.

“Enviaremos un nuevo proyecto de procedimientos penales y pasaremos del sistema inquisitivo al acusatorio. Se trata de una reforma necesaria para atender la demanda de justicia.

No se trata de mano dura o mano blanda sino de tener buenos instrumentos. No podemos tener durante años a una persona presa esperando una condena. Necesitamos mayores certidumbres con respecto a las penas que se apliquen”, expresó anoche la Presidenta al anunciar la promulgación del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación.

La reforma al código procesal penal de la Nación implicará quitarle poder a los jueces y darle más protagonismo a los fiscales, tal como sucede en los códigos más modernos. Además se contemplará mayor participación de las víctimas en los procesos y hasta se puede llegar a incluir el sistema de juicios por jurados para cierto tipos de delitos, como ya ocurre en las provincias de Córdoba, Buenos Aires y Neuquén.

El actual código de procedimiento en materia penal rige desde 1992, cuando se instauraron los juicios orales y se creó la Cámara Nacional de Casación Penal. De acuerdo con fuentes judiciales, la nueva iniciativa tenderá a oralizar aún más los procesos penales y hasta incorporaría la figura de la mediación, ya utilizada hace bastantes años en los juicios civiles.

Según las mismas fuentes, la intención es que las investigaciones penales, o los procesos, no duren más de tres años. Con el nuevo Código los jueces pasarían a ser garantes del debido proceso pero no tendrán la acción penal, tal como sucede, por ejemplo, en la provincia de Buenos Aires.

“Si es culpable (un acusado), que sea condenado en forma rápida, y si es inocente, no podemos tener a una persona tres o cuatro años en el sistema carcelario para después decirle que es inocente”, expresó anoche Fernández de Kirchner. Las cárceles federales están superpobladas de personas procesadas y no condenadas.

Según las fuentes consultadas por Clarín, la idea es que una investigación no dure más de un año y que el juzgamiento de una persona acusada de delinquir no se demore más de tres años hasta que se establezca su culpabilidad o inocencia.

También se habilitará al Ministerio Público Fiscal a desistir de la acción pública -en representación de todos los ciudadanos- en casos de “insignificancia”, por ejemplo.

La iniciativa fue trabajada en el Ministerio de Justicia de la Nación en base a un modelo elaborado por el ex juez del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires Julio Maier, otro anteproyecto del especialista Alberto Binder, del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP) otras modificaciones analizadas en el propio Congreso de la Nación en los últimos años.

La presidenta de la comisión de Legislación Penal, Patricia Bullrich (Union-Pro), ya había presentado un proyecto similar


SE BENEFICIA EN ALGO? CON ESTOS CAMBIOS?.. PARA MI QUE ESTA PREPARANDO EL TERRENO PARA CUANDO SE VAYA....PROXIMAMENTE A LOS PRESIDENTES CORRUPTOS Y CHORROS NO SE LES PUEDE HACER UN JUICIO Y METERLES PRESO.
0
0
0
0No comments yet