El invento más estúpido del mundo

Ingenieros japoneses crearon un robot que suministra tomates a los maratonistas. "Combaten el cansancio", dicen, sin aclarar que el aparato pesa ¡8 kilos!



Una compañía de alimentación japonesa presentó este jueves un robot en forma de mochila que distribuye tomates automáticamente, pensado para alimentar a los corredores del maratón de Tokio.



"Los tomates tienen muchos nutrientes que combaten el cansancio", dijo Shigenori Suzuki, un representante de la compañía, especializada en productos derivados del tomate como el ketchup.



El Tomachan es un distribuidor de tomates en forma de robot que se puede poner en la espalda como si fuera una mochila y pesa ocho kilos.

Tiene capacidad para seis tomates medianos, la cantidad suficiente, según la compañía, para dar energía a los corredores que este sábado disputarán el maratón de Tokio.