Check the new version here

Popular channels

El kurdo que traicionó Halabya

'ABU JATAB AL KURDI' Miliciano de Estado Islámico

El kurdo que traicionó Halabya


  • Este joven se marchó a Siria con 18 años para unirse al grupo yihadista
  • Acabó dirigiendo las operaciones militares de IS contra la ciudad kurdo-siria de Kobane
  • Un francotirador de las Unidades de Defensa del Kurdistán (YPG) acabó con su vida





Abu Jatab al Kurdi, comandante del IS (Estado Islámico), en la batalla de Kobane. EL MUNDO




En agosto el kurdo Ansar Jamal hizo la maleta y se marchó a Siria junto a un compañero de clase. Tenía 18 años y estudiaba secundaria en una escuela de Halabya, la ciudad del Kurdistán iraquí plantada en la frontera con Irán sobre cuya geografía el ejército de Sadam Husein arrojó en 1988 un salvaje ataque químico que segó 5.000 vidas.

Ansar -rebautizado como Abu Jatab al Kurdi- recaló en las filas del Estado Islámico y desde hacía semanas era el comandante a cargo de las operaciones militares en la ciudad kurdo-siria de Kobane, donde las huestes del califato ejecutan una brutal ofensiva. El joven, que acabó guillotinando a su propio pueblo, perdió la vida hace unos días en el campo de batalla. Un francotirador de las Unidades de Defensa Popular (YPG) del Kurdistán sirio le descerrajó el tiro de gracia. La imagen de su cadáver -con uno de los ojos hundidos por el impacto- ha corrido por las redes sociales en el Kurdistán, que -poco acostumbradas últimamente a las buenas noticias- lo han festejado como el feliz ajusticiamiento de un traidor.

En su Halabya natal, en cambio, su familia ha celebrado durante dos días unas exequias huérfanas de cuerpo. "El viernes el amigo con quien viajó a Siria informó a sus parientes de que Abu Jatab había sido asesinado. Su cadáver será enterrado en Siria", declaró un familiar al portal de noticias kurdo Basnews.

Según la prensa local, el difunto engrosó las filas del califato poco después de que uno de sus hermanos -combatiente de la organización yihadista- falleciera en una escaramuza con las milicias kurdas en la provincia siria de Al Hasaka, en el norte del país.

Los hermanos Jamal no son, en ningún caso, una rareza. El pasado lunes Akram Jaled, otro yihadista kurdo, murió en los alrededores de Kobane. Conducía uno de los seis coches bomba que sacudieron la villa. "El terrorista que se inmoló en el este de Kobane era un kurdo de Halabja", detalló el portavoz del YPG, Pollat Jan.

En el último año más de 400 jóvenes han abandonado la región autónoma del Kurdistán iraquí rumbo a la ciudad siria de Al Raqqa, el cuartel general del IS (Estado Islámico, por sus siglas en inglés). La mayoría procedía de Halabya, un enclave transfigurado en cantera de yihadistas, como relató EL MUNDO.es el pasado junio a partir del testimonio directo de familiares y amigos de quienes se sumaron a la "yihad".

"Estamos preparados para enfrentarnos a la amenaza que representan los kurdos que se marchan a Siria. Pero tengo una pregunta para usted. ¿Por qué muchos europeos viajan también a Siria e Irak para unirse al IS? Sus jóvenes y los nuestros están siendo utilizados y secuestrados por el IS", señaló a este diario el ministro kurdo de Asuntos Religiosos Kamal Muslim en una entrevista reciente.


Su departamento, responsable de vigilar el reclutamiento yihadista, calcula que unos 35 compatriotas han perdido la vida en el país vecino mientras medio centenar ha regresado a casa. Entre los retornados, hay quienes han renunciado al ideario fundamentalista. El resto permanece entre rejas para evitar que emprendan de nuevo la travesía o intente perpetrar atentados en suelo kurdo.

En uno de sus últimos comunicados, el portavoz del IS Abu Mohamed al Adnani se jactó de contar con aguerridos kurdos en sus batallones. "No luchamos contra los kurdos porque sean kurdos. Luchamos contra aquellos kurdos que son infieles y aliados de cruzados y judíos en su guerra contra los musulmanes. Los kurdos musulmanes son nuestros hermanos. Derramaremos nuestra sangre para salvar la suya. Son muchos los kurdos que militan en nuestras filas. Son los combatientes más duros contra los incrédulos de su propio pueblo".

Erbil trata de silenciar el desafío que habita Halabya y el asunto -elevado a tabú- aparece en contadas ocasiones en los medios de comunicación locales. La experiencia de varios cientos de oriundos como "muyahidines" (guerreros santos), sin embargo, demuestra que el enemigo ya se halla infiltrado en el Kurdistán.


"El Gobierno kurdo está muy preocupado por el creciente reclutamiento de combatientes kurdos, que representa una amenaza a largo plazo para la región. Si los militantes logran establecer células, podrán desestabilizar la zona y las autoridades se enfrentarán a una insurgencia armada o a operaciones terroristas como las que padece el resto de Irak", advierte a este diario el politólogo iraquí Sajad Jiyad.


http://www.elmundo.es/internacional/2014/10/15/543d72ce22601db22c8b456c.html
0
0
0
0No comments yet