Check the new version here

Popular channels

El librero elogiado por Cristina hoy dice que no puede soste

Gabriel Barrios adhirió su comercio en Neuquén a Precios Cuidados y en febrero pasado protagonizó un spot en Fútbol para Todos; hoy dice que no puede sostener el negocio
27282


Gabriel Barrios, el librero de Neuquén que adhirió a Precios Cuidados y hoy no puede sostener su negocio. Foto: Captura video

"Estamos entre que cerramos o que buscamos una estrategia para que la gente se enamore de esta idea, pero no queremos aumentar los precios". Gabriel Barrios es librero, de Neuquén, y cuando a principios de años decidió adherir su local a la política oficial de Precios Cuidados fue felicitado hasta por la presidenta Cristina Kirchner. También protagonizó un spot transmitido en Fútbol para Todos en febrero pasado.

Le fue muy bien al comienzo, vivió un furor de ventas y hasta se acercaron clientes de otras zonas de Neuquén y de la región. Pero su realidad cambió por completo con el paso del tiempo. Hoy, por no aumentar los precios, su negocio está al borde de la quiebra porque las ventas no le dan para sostener los costos.

"Estamos pasando en un momento de toma de decisiones difíciles. Tuvimos un furor de ventas que se acabó pronto", admitió Barrios en diálogo con radio Continental.

Según relató, la caída en las ventas se debió a una cadena de factores que, en conjunto, complicaron su situación. La decisión de comprar sólo a proveedores que respeten la misma idea lo privó de ofrecer más variedad de productos, que se profundizó aún más cuando hace pocos meses una librería de una franquicia se instaló cerca de su negocio.

"Encontré una distribuidora que se maneja muy bien y no se abusaron de ese momento", recordó el librero, y luego agregó: "A menos de tres cuadras pusieron una librería de franquicia comercial. La gente va ahí porque paga un poquito más porque nuestro stock de variedad se redujo". Según detalló el diario La Mañana de Neuquén, su librería cuenta ahora con apenas 150 artículos.

Su situación también se complicó cuando subieron algunas tasas municipales y hasta el alquiler, decisión que tomaron los dueños del local. Ellos especularon que por sus mayores ventas podría enfrentar más costos, según contó Barrios. Además, por la suba de las ventas en los primeros meses tuvo que recategorizarse ante la AFIP.

"Por el volumen de venta tuvimos que recategorizarnos, cosa que fue ficticia porque al poco tiempo volvieron a bajar como antes y ahora tendría que volver a ser monostributista. La única manera de salvar el negocio es que se triplique la cantidad de gente", aseguró.

Barrios afirmó no haber recibido ningún tipo de ayuda del Estado o subsidio por adherir voluntariamente al plan Precios Cuidados. "Lo hicimos para cuidar a nuestros vecinos", sostuvo este librero, que más allá de su complicada situación dijo que aún seguirá apostando a la idea: "Hemos mantenido y seguiremos manteniendo la idea de mantener los precios de manera injusta".
0No comments yet