Check the new version here

Popular channels

El Librero K que está al borde de la quiebra



El “librero K” que creyó en el modelo y está al borde de la quiebra

Gabriel Barrios protagonizó un spot y fue felicitado por la presidenta por su decisión de no aumentar los artículos de su librería. Ahora, le subieron el alquiler, le falta mercadería y ya no puede sostener el comercio.

A principio de año, en plena embestida del Gobierno contra los empresarios por la inflación, Gabriel Barrios tomó trascendencia nacional por asegurar que no subiría los precios de su librería en Neuquén. De hecho, protagonizó un sport que se emitió en “Fútbol para todos” y hasta la presidenta Cristina Fernández lo felicitó en uno de sus discursos.

Sin embargo, varios meses después de sus cinco minutos de fama, la realidad de Barrios es más que dura. Según reveló en su página de Facebook, su comercio se vino en picada y se encuentra al borde de la quiebra.

El comerciante contó que después de haber decidido no aumentar los precios, mucha gente se acercó a la librería, llegaban de diferentes barrios, e incluso de otras ciudades. “Por ejemplo, una pareja de Mendoza que volvía de vacaciones pasó por acá a hacer sus compras", reveló. Pero, según señala, “apenas pasado el fulgor de aquel momento, las cosas empeoraron antes de mejorar”.


link: http://www.youtube.com/watch?v=dlChs7F_fyw

“Lo cierto es que Abrieron a dos cuadras y media una sucursal ABC (franquicia de libreria escolar), me reventaron la puerta del local, y para colmo todo siguió aumentando, por semana, por mes, me subieron automáticamente el alquiler pensando que me estaba llenando de plata (cosa que vuelven a hacer este mes)”, precisó.

Además, ante los faltantes de mercadería por su decisión de "no comprar artículos que hayan aumentado porque sí" -como aseguraba en el spot-, sus clientes optaron “por caminar un poquito más, pagarlo un poco más caro y listo”.

“Hoy, al borde de la quiebra financiera, comercial, sentimental, veo muchas cosas claras. Luego de haber golpeado puertas, haber presentado proyectos, de haber saludado y salido para la foto, de haber ideado estrategias para llevar estos precios a los barrios, luego de agotar el lápiz buscando apoyos, voluntades, descubro (y mi viejo dirá que tarde) que siempre estuve solito y mi alma. Seremos siempre recordados como la librería K, la de los precios cuidados y moriré en la mía”, cerró.
0
0
0
0No comments yet