El lince ibérico, atrapado en las fauces de la carretera