Check the new version here

Popular channels

El lince ibérico puede estar en extinción

Atropellos y enfermedades abocan al lince ibérico a la extinción


Los accidentes con muerte del felino aumentaron un 375 % desde el 2012



Desde los 90 del siglo pasado la población del lince ibérico viene soportando un declive abrumador. Hasta esos momentos había algo más de un millar de estos felinos vagando en libertad. El número de ejemplares a día de hoy se estima en torno a los 310. Y la principal causa de mortalidad es la carretera. Los atropellos suponen cerca del 40 % de las muertes del lince. Las peleas, la caza ilegal y sobre todo las enfermedades, el 60 % restante. Unas cifras que diezman la capacidad de recuperación de un animal que se encuentra, según los estamentos internacionales, en peligro crítico; es decir, a menos de un suspiro de la extinción total.
Esta misma semana, en una de las dos únicas zonas constatadas donde el lince está presente en España (Doñana y Sierra Morena con sus estribaciones) otro ejemplar fue atropellado. Si entre el 2009 y el 2011 el número de atropellos mortales fue de 12 linces, en el bienio 2012-2014 la cifra aumentó hasta los 40 muertos. Estos últimos datos hablan de una evidencia: que para este felino único en el mundo son los peores resultados desde la última década.
Aunque los nacimientos y expansión del lince es un hecho contrastado, su crecimiento no compensa, pues mueren más en las carreteras que los que nacen en libertad. La población aumentó un 17, 3 %, una cifra que anima a luchar en firme para corregir las deficiencias en la conservación y futuro del animal.
Los ecologistas han denunciado una vez más la situación del último gran felino ibérico. Critican que el Gobierno central y los autonómicos (Andalucía, Castilla-La Mancha) hagan caso omiso de sus recomendaciones.
Revisar los vallados de las vías de comunicación, limpiar los riegos y cunetas, así como una verdadera planificación de pasos reduciría, según aseguran desde WWF España, un 90 % de las muertes de lince por atropello. Existen una serie de puntos negros, cuatro en concreto, que se han denunciado por activa y por pasiva y todavía no han sido subsanados, advierten los ecologistas. En uno de estos es donde se ha producido la última muerte de un ejemplar. Solo este año ya han quedado bajo las ruedas de un vehículo 19 linces.
Pero, ¿a qué se debe el incremento de accidentes? Todo apunta a que el bum natalicio obligó a los linces a expandir su territorio, lo que se tradujo en más movilidad y consiguiente peligro a la hora de cruzar carreteras y vías férreas no siempre adaptadas para que el felino las salve con garantías. Además, la búsqueda de alimento -especialmente de conejo, su base en el menú- le obligan a recorrer mayores distancias, ya que la población de estos roedores descendió por el virus hemorrágico.
Es cierto que nacen más linces que en el 2009, pero la ampliación de carreteras, el asfaltado de caminos rurales y un pésimo mantenimiento de cierres impiden que la población tenga el futuro asegurado. A ello hay que añadirle el cambio climático que, para algunos expertos como el profesor universitario Miguel Araújo, daría la estocada definitivo al lince en menos de 40 años, afirma.
Las miras están puestas una vez más en la cría en cautividad y ahora en la posibilidad de que muchos linces sean trasladados hacia el norte (donde habría una mejor adaptación al cambio climático) para repoblar zonas en las que hace menos de cien años estos felinos esquivos ya habitaban. Extremadura ya lo está intentando y Castilla-La Mancha ha realizado un estudio con el mismo fin. Portugal pretende que desde Andalucía los linces regresen tras cruzar la frontera. Si un coche no se lo impide.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New