Check the new version here

Popular channels

El lince ibérico triplica su población

El lince ibérico triplica su población en una década y supera la situación crítica





En el año 2002 había en la península ibérica 27 hembras reproductoras de lince ibérico. Una década después, esa cifra se había triplicado y ascendía a 97. Además, en estos últimos años, el lince ibérico ha dejado de estar reducido a dos áreas restringidas de Andalucía ( Doñana-Aljarafe y Sierra Morena (Guadalmellato-Cardeña-Andújar-Guarrizas) y está criando en libertad en otros territorios como Portugal, Castilla-La Mancha y Extremadura. En estas nuevas zonas, donde ya se han liberado 43 ejemplares desde el pasado año, se están formando nuevas poblaciones con el objetivo de que contribuyan en el futuro a garantizar la conservación de la especie.

Esta evolución positiva ha llevado a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) a reclasificar la situación del lince ibérico (Lynx pardinus) de "en peligro crítico" a " en peligro", una vez evaluadas las 77.340 especies incluidas en la Lista Roja que elabora este organismo. La evolución de las poblaciones de este felino, según ha informado el programa Life Iberlince en un comunicado, ha sido estudiada por los científicos Alejandro Rodríguez y Javier Calzada, quienes han concluido que tras seis décadas de declive de la población y de su área de presencia, entre 2002 y 2012 la población del lince ibérico se ha incrementado de forma continua llegando a 156 individuos maduros, y que se ha pasado de 27 hembras reproductoras en 2002 a 97 en 2012. El área de presencia de esta especie también ha experimentado un aumento considerable y, como resultado de todo ello, el lince ibérico ha pasado de la categoría de "en peligro crítico", a "en peligro".

Cachorros en libertad

En Extremadura ya están naciendo cachorros de lince ibérico en libertad tras los primeros pasos de ejemplares nacidos en cautividad. En el año 2015 se han liberado otros cuatro ejemplares de lince: tres hembras y un macho (de nombres Llerena, Lechuza, Luna y Labrador). De este modo, a pesar de haberse producido dos muertes en el 2014 (una por atropello y otra por envenenamiento), y otro atropello en 2015, en la actualidad deambulan por Extremadura 16 linces, según estimaciones del programa Life+Iberlince.

Las mismas fuentes señalan que el nacimiento de estos, es fruto del trabajo de estos tres años y medio y de numerosas acciones ejecutadas para conseguir una población estable de linces en Extremadura, entre otras selección de áreas de reintroducción, acciones de mejora de hábitat, estudios sanitarios de carnívoros, acciones para evitar atropellos en vías de comunicación, muestreos de conejos y control de las amenazas para la especie, etc.

Fundamentales han sido las acciones de divulgación, sensibilización social e información sobre la reintroducción del lince ibérico, fundamentales para concienciar a la población de las zonas de reintroducción y de toda Extremadura en general.
0
0
0
0
0No comments yet