Check the new version here

Popular channels

El negocio detrás de la pelotudez del 'selfie stick'

Los principales espacios turísticos del planeta se llenan de vendedores que ofrecen este utensilio para autorretratos | Una de las empresas que los distribuye experimentó un crecimiento en ventas del 3.000% en solo un mes



Aquel clásico "Perdona, ¿nos puedes hacer una foto?" está desapareciendo a una velocidad pasmosa de este planeta. La culpa la tiene un palito que hace apenas un año no conocía nadie, se convirtió estas pasadas Navidades en uno de los regalos estrella y está invadiendo los principales enclaves turísticos del planeta a través de los vendedores ambulantes, que ofrecen este producto con una palabra que ya entienden en todo el mundo: "¿Selfie?". En efecto, el 'selfie stick', el término técnico con el que se designa a ese instrumento utilizado para hacer autorretratos de manera que se puedan realizar desde una distancia mayor que la que permite el brazo, se está consagrando como una máquina de hacer dinero.

En Roma, por ejemplo, es fácil encontrar a vendedores de 'selfie sticks' en todos los hitos turísticos de la capital italiana, desde la plaza de San Pedro a la cola para acceder al Coliseo. A un precio de 10 euros -negociables si se está dispuesto a regatear-, se encuentran estos utensilios en su versión más básica, aunque obviamente se pueden encontrar modelos más sofisticados en las tiendas de electrónica. Por ejemplo, en MediaMarkt se encuentra a un precio de 35 euros este palo con una extensión de 91 centímetros y una montura diseñada para funcionar con todos los smartphones que midan hasta siete centímetros de anchura. Y en El Corte Inglés hay otro que cuesta 24,90 euros, llega hasta un metro de extensión y dispara la cámara mediante Bluetooth.

Diferentes variedades para un mismo objeto cuya fabricación no es muy complicada y que se está encontrando con una alta demanda en el mercado. El New York Post trató el mes pasado el ejemplo de la empresa 'Selfie on a Stick' , una compañía norteamericana que vende este dispositivo de forma 'online' y también en algunos grandes almacenes y que experimentó un crecimiento del 3.000% en ventas solo en el pasado mes de noviembre. ¿Dónde está la clave de su éxito? Simplemente, habían visitado Hong Kong recientemente y habían visto cómo se vendía el 'selfie stick' por allí. Fueron los más rápidos en Estados Unidos y se llevaron los beneficios de ofrecer este accesorio antes que nadie.

Ejemplos como ese hacen que los vendedores más avispados estén intentando aprovechar esta 'ola' del 'selfie-stick' antes de que se desvanezca. Acribillando a los turistas para que compren el artículo de moda y apelando al sentimiento humano más rentable: la vanidad.



0
0
0
0
0No comments yet