Check the new version here

Popular channels

El Nisman frances

La emisora Radio Francia Internacional publicó un artículo que repasa las coincidencias entre el caso del fiscal que investigaba el atentado a la AMIA y el juez Gilles Bouloque, que también denunciaba a Hezbollah y el 13 de diciembre de 1990 apareció muerto




La emisora Radio Francia Internacional publicó una crónica donde expone las coincidencias entre la muerte del fiscal Alberto Nisman, que investigaba el atentado de 1994 en la AMIA, y el juez Gilles Boulouque, que denunció a funcionarios de Irán por idear una cadena de ataques terroristas en París, que causaron 13 muertos y 250 heridos en 1986.

El artículo, firmado por Juan Buchet, comienza con una pregunta: "¿Un magistrado antiterrorista encontrado muerto en su domicilio cuando sospechaba que el gobierno de su país había pactado en secreto con Irán?".

"Uno piensa inmediatamente en el fiscal argentino Alberto Nisman, cuyo deceso, el 18 de enero de 2015, hizo las primeras planas de los diarios del mundo entero. Pero también se podría pensar en otro magistrado, hoy casi olvidado: el juez francés Gilles Boulouque, que perdió la vida en condiciones extrañamente similares hace 25 años. Las coincidencias entre los dos casos son impresionantes", indica.

Según la emisora, Alberto Nisman "había acusado a miembros del Hezbollah libanés como autores materiales, bajo la dirección de funcionarios iraníes en Teherán y en la embajada de su país en la Argentina". Luego, destaca los pedidos de captura lanzados por Interpol para los funcionarios. Y continúa: "Gilles Boulouque era el juez instructor de una serie de atentados cometidos en París en 1986, que hicieron en total 13 muertos y más de 250 heridos. Según él, un comando del Hezbollah había colocado las bombas, cumpliendo órdenes de Wahid Gordji, oficialmente traductor pero en realidad jefe de inteligencia de la embajada iraní en Francia".




"Pero ni Nisman ni Boulouque pudieron ver sus acusaciones confirmadas (o desmentidas) en el marco de un juicio de los iraníes que querían procesar. En el caso de la Amia, ante la negativa de Teherán de entregar a los sospechosos, la Argentina firmó en el 2013 un acuerdo con Irán que preveía que pudieran ser interrogados en su país. Nisman entendió que dicho acuerdo escondía un pacto secreto por el cual la presidenta Cristina Kirchner, de quien era cercano hasta entonces, iba a exculpar a los supuestos terroristas, tal como lo declaró públicamente unos días antes de su muerte", dice la crónica.

Luego, agrega: "En el caso de los atentados de París, si bien las relaciones entre el magistrado instructor y el Gobierno parecen haber sido más ambiguas, el desenlace fue más rápido: después de declarar ante el juez Boulouque, en noviembre de 1987, Wahid Gordji fue inmediatamente repatriado a Irán. Paralelamente, dos rehenes franceses detenidos por el Hezbollah en el Líbano eran liberados, presumiblemente en el marco de un intercambio acordado con las autoridades francesas y supervisado por el entonces ministro del Interior Charles Pasqua".
Hipótesis de suicidio

A continuación, la crónica establece una comparación entre las escenas donde fueron encontrados los funcionarios judiciales. "Alberto Nisman murió el 18 de enero de 2015, en su departamento, de una bala en la cabeza disparada por una pistola que le había pedido la víspera a uno de sus colaboradores. Tenía 51 años. La investigación sobre su muerte está en curso y todas las hipótesis siguen abiertas. Pese a que la mayoría de los indicios hacen pensar en un suicidio, numerosos argentinos creen que fue asesinado. Gilles Boulouque murió el 13 de diciembre de 1990, en su casa, de una bala en la cabeza disparada por su arma de servicio. Tenía 50 años. Según la investigación, se habría suicidado, pero todavía hay franceses que dudan de ello".

Las diferencias

A la par de las similitudes, también hubo características diferentes en la coyuntura de cada investigación, según detalla el artículo publicado en el sitio de la emisora. "Nisman, magistrado muy mediático, estaba apoyado por toda la prensa argentina hostil al Gobierno, y por un importante sector del aparato judicial. Boulouque, hombre discreto, fue atacado por la mayoría de los medios franceses por su supuesta complicidad con el intercambio que permitió liberar a Gordji y hasta fue inculpado por el Ministerio Público por 'violación del secreto de la instrucción'. Pero ambos magistrados fueron dejados solos, cuando estaban presionados y amenazados por investigar hechos de terrorismo internacional en los que pudieron haber intervenido varios servicios de inteligencia (el iraní obviamente, pero también el Mossad israelí y la CIA estadounidense, así como los de sus respectivos países) y sobre los cuales pesaban intereses de Estado en gran parte ocultos".

Investigación

Por último, el autor toma una frase del ex juez francés Jacques Bidalou, quien dijo que Bouloque "murió por haber estado al servicio de la manifestación de la verdad en un mundo en el que ya no hay lugar para la verdad", y la caracteriza de "excesiva". Pero, destaca un aspecto: "Independientemente de otras conclusiones, lo que parece demostrar el inquietante paralelismo de estos dos casos es, al menos, que este tipo de investigaciones no debería ser confiado a un hombre solo sino a equipos de magistrados, especialmente formados y protegidos. Lo que supone, obviamente, que los gobiernos privilegien realmente la búsqueda de la verdad".
0
0
0
0
0No comments yet