Check the new version here

Popular channels

El Papa llamó a los surcoreanos a rechazar el materialismo

El Papa llamó a los surcoreanos a rechazar el materialismo y los "modelos económicos inhumanos"


Viaje histórico a Corea del Sur.En una multitudinaria misa en un estadio de la ciudad de Daejeon Francisco condenó el "espíritu de competitividad desenfrenada".



El Papa Francisco fue recibido con una ovación por la multitud que lo aguardaba en el estadio de Daejeon, donde dio una misa pública al aire libre en su segundo día de visita a Corea del Sur. Allí llamó a los surcoreanos a rechazar el materialismo y "modelos económicos inhumanos".

Durante la homilía en el "Purple Arena" de Daejeon, a unos 140 kilómetros al sur de la capital Seúl, Francisco condenó el "materialismo" y el "espíritu de competitividad desenfrenada", ofreciendo la palabra de dios como "el antídoto al espíritu de desesperanza que parece crecer como un cáncer en las sociedades aparentemente prósperas, que sin embargo experimentan con frecuencia tristeza interna y vacío". Corea del Sur es una de las economías de más rápido desarrollo en Asia, pero su sociedad enfrenta una creciente desigualdad, una fiera competitividad impulsada desde la educación y tiene la mayor tasa de suicidios entre las naciones desarrolladas.

La misa coincidió con el día que se celebra la Asunción de la virgen María, una de las principales festividades del calendario católico, que coincide con el Día de la Liberación coreana. "Que los cristianos de esta nación sean una fuerza generosa para la renovación espiritual en todos los niveles de la sociedad", deseó Francisco.

El estadio tiene capacidad para 40.000 personas, pero muchas más siguieron la misa por las pantallas de televisión instaladas fuera de este estadio construido para el Mundial de fútbol de 2002.

Tras llegar a la ciudad en el tren bala y no en helicóptero como estaba previsto, el Papa ingresó al estadio en su papamóvil y frenó en varias oportunidades para saludar a la gente. La multitud le gritaba a su pasogritaba "Viva il Papa" (Viva el Papa, en italiano), hacía la ola y desplegaba una pancarta gigante en su honor. Muchos llevaban pañuelos, sombreros y camisetas con una caricatura de un sonriente Francisco.

La gente comenzó a llenar el estadio desde primera hora de la mañana, rezando, cantando y escuchando las actuaciones de Insooni, un famoso cantante local, y de la soprano Sumi JO durante la espera.

Los católicos representan poco más del diez por ciento de la población de Corea del Sur, de 50 millones de habitantes, pero su cifra ha crecido fuertemente en las últimas décadas, desde 1,3 millones en 1980 a 5,4 millones en 2013.

El Papa también ofreció palabras de consuelo para los familiares de las víctimas del ferry "Sewol", en cuyo hundimiento en abril murieron más de 300 personas, antes de la misa. Durante el rezo del Angelus tras la homilía, añadió: "Que este trágico evento que ha traído el dolor a los surcoreanos confirme su compromiso con la cooperación en solidaridad por el bien común".

En la agenda de hoy se incluye un almuerzo con jóvenes católicos y la visita al santuario Solmoe, lugar de nacimiento del patrono de Corea, Andrew Kim Taegon, donde el sumo pontífice dio un discurso y se reunió con más jóvenes.

El Papa regresará por la noche a Seúl y el sábado tiene previsto celebrar una beatificación masiva de 124 mártires coreanos de los siglos XVIII y XIX, a la que se espera que asistan cientos de miles de personas.

El programa de su visita, que finaliza el lunes, incluye la participación en el festival de la juventud, una misa multitudinaria consagrada a la paz y reconciliación entre Corea del Sur y Corea del Norte, así como encuentros con esclavas sexuales explotadas por los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial.
0
0
0
0No comments yet