El peor ladrón de autos del mundo

El peor ladrón de autos del mundo


Quería romper el vidrio de un Mercedes Benz para robarle y terminó siendo él mismo su propio obstáculo


El hecho ocurrió en la ciudad de Drogheda, en Irlanda. El dueño de un bar salió a la calle y se encontró con una persona noqueada en la mitad de la calle y a su lado, una piedra. Gerry Brady y su novia pensaron que había sido asaltado y trataron de ayudarlo. En el momento en que la persona recuperó la conciencia trató de asaltar a Brady, quien se metió dentro de su bar, que estaba enfrente, y llamó a la policía.

Al llegar, las fuerzas de seguridad aprendieron al ladrón y le contaron a Brady cómo es que el delincuente había terminado inconsciente en medio de la calle junto a una piedra. También le explicaron al comerciante y, aparte, dueño del auto dañado, que tardaron en responder porque no podían para de reírse de la situación.

Toda la secuencia fue tomada por esta cámara de seguridad.