Check the new version here

Popular channels

El presidente ucraniano disolvió el Parlamento

Petro Poroshenko denunció que "muchos diputados son aliados de los milicianos separatistas" que desde hace cuatro meses combaten al Ejército en el este del país.




A través de un comunicado publicado en su página web, el mandatario informó que las elecciones legislativas se realizarán el próximo 26 de octubre y destacó que muchos de los diputados fueron un "pilar" del gobierno del presidente Viktor Yanukovich, derrocado en febrero pasado tras meses de masivas protestas pro occidentales y ultranacionalistas en Kiev.

Actualmente el Partido de las Regiones, la fuerza de Yanukovich cuya base electoral se concentra en el convulsionado este del país, sigue siendo la primera minoría en el Legislativo. Para garantizar su supervivencia tras el derrocamiento de febrero, la fuerza, considerada pro rusa, repudió públicamente a su antiguo líder y se sumó a la nueva era política del país.

Sin embargo, y alimentando aún más el clima belicoso que se vive hace meses en Kiev, Poroshenko justificó la necesidad de convocar a elecciones en sólo dos meses para dar "nueva representatividad", especialmente en el corazón del levantamiento separatista en el este del país, según indicó la agencia de noticias EFE.

En abril pasado, distintas milicias separatistas pro rusas tomaron el control de los gobiernos de las provincias orientales de Lugansk y Donetsk, fronterizas con Rusia, sin disparar casi un tiro. Tras un breve período de vacilación, Kiev lanzó una ofensiva militar para recuperar ese territorio. Desde entonces, el saldo ha sido dramático.

Se cree que más de 2.000 civiles murieron y el Ejército confirmó el fallecimiento de cerca de 730 soldados y no hay datos claros sobre el número de víctimas entre las filas separatistas, pero también se cuentan por los cientos.

Los cuatro meses de ofensiva militar, combates, bombardeos y asedios además han provocado una crítica situación humanitaria, especialmente en los dos últimos grandes bastiones que controlan los separatistas, las ciudades de Donetsk y Lugansk.

Prueba de ello, es que unos 285.000 civiles tuvieron que dejar sus casas y huir con lo puesto a provincias vecinas o del otro lado de la frontera, en territorio ruso.

En medio de combates y bombardeos diarios, con pueblos y ciudades completamente sitiadas y cientos de miles de personas desplazadas y refugiadas, parece poco probable que la parte oriental de Ucrania pueda ir a votar libremente en dos meses.

Pero la disolución del Parlamento y la convocatoria a elecciones fue una de las principales promesas de campaña de Poroshenko en mayo pasado, especialmente ante los sectores pro occidentales y ultranacionalistas y neonazis que se movilizaron a principios de año para derrocar al gobierno pro ruso de Yanukovich.

Poroshenko hizo hoy su anuncio, apenas horas antes de viajar a Misk, Bielorrusia, donde se reunirá mañana con los presidentes de Rusia, Bielorrusia y Kazajistán, Vladimir Putin, Alexander Lukashenko y Nursultan Nazarbayev, respectivamente, en una nueva cumbre de la Unión Aduanera Euroasiática.

En el encuentro también estará presente la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, y los comisarios de energía y comercio del bloque, Günther Oettinger y Karel de Gucht, respectivamente.

La última vez que Putin y Poroshenko se vieron cara a cara fue a principio de junio pasado. Desde entonces, su relación no ha dejado de deteriorarse.
0
0
0
0
0No comments yet