Popular channels

El primer seguidor de estrellas Argentino.

Investigadores del Instituto Universitario Aeronáutico Argentina (IUA) y la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), están desarrollando un proyecto de tecnología aeroespacial que apunta al control de vuelo de los satélites a través de las constelaciones estelares.

El dispositivo que se está desarrollando en Argentina, cuenta con tecnología electrónica, óptica y mecánica, que permite asistir y controlar el vuelo de satélites a partir de tomar como referencia imágenes de constelaciones estelares.

Ningún satélite Argentino utiliza en la actualidad un star tracker fabricado en el país. El dispositivo fue pensado como un módulo independiente de la nave, para que se pueda adaptar a cualquier tipo de plataforma de vuelo espacial, según los investigadores.

El star tracker diseñado por los investigadores de la UNC y IUA, cuenta con materiales de origen nacional y electrónica basada en elementos que son accesibles en el circuito comercial.

El dispositivo, en etapa de desarrollo, incluye ensayos de su reacción y comportamiento en situaciones lo más cercanas posibles a la realidad. El próximo paso consiste en el modelo de vuelo, el aparato definitivo sin las posibles fallas que podrían surgir durante las pruebas.

Los especialistas verificaron que la electrónica desarrollada funciona adecuadamente. El procesador digital de señales, que es el cerebro del star tracker, debe estar preparado para pensar, decidir y analizar las imágenes estelares que luego enviará a la computadora central de la nave a fin de que ejecute las maniobras pertinentes.

Asimismo, es imprescindible que esa tecnología sea resistente al ambiente espacial. Para ello, el especialista advierte que las partes mecánicas no sólo deben tolerar las vibraciones y aceleraciones del lanzamiento del satélite, sino también el vacío del espacio y los cambios de temperatura.

Estas variaciones son provocadas por el movimiento de vuelo, que en ciertos momentos enfrenta el dispositivo al sol, exponiéndolo al calor y a radiaciones y, en otros, lo ubica detrás de la tierra, totalmente a oscuras y con temperaturas extremadamente bajas.

Para controlar el comportamiento térmico del star tracker una empresa norteamericana, proveedora de la Nasa, concedió al grupo de investigadores un permiso especial, sin costo de licencia, que permitió utilizar un programa de ensayo basado en simulaciones casi reales. La firma colaboró con el proyecto universitario luego de evaluar que la iniciativa local posee un elevado contenido académico.

Esta iniciativa universitaria cobra relevancia en el marco del reciente lanzamiento del Plan Nacional Espacial 2004-2015, que declara la actividad como prioridad nacional y política de Estado.

Además, prevé la puesta en órbita de tres satélites que obtendrán datos para advertir sobre catástrofes naturales e información para actividades socioeconómicas.

De acuerdo con la CONEAU, el uso de la información espacial ha sido clasificada según los seis ciclos definidos en el Plan Espacial Nacional: que incluye datos sobre actividades agropecuarias, pesqueras y forestales; clima, hidrología y oceanografía; gestión de emergencias; medio ambiente y recursos naturales; cartografía, geología, producción minera y planificación territorial, además de información para la gestión de salud.

Fuente: Prensa IUA.

Link: Datafull
0
3
0
3Comments
reloaded_reloaded

si no sabemos que VALORES MANEJA EL INDECmenos sabremos si por ahi detectamos algo raro ahi afuera.

0
CheDDaR

Aguante el IUA!!

0
Panardo

Hay que pasar el invierno.... y la estratosfera 😄

0