Canales populares

El PRO no puede despegarse de Iron Mountain

COMENTARIOS CON INSULTOS Y AGRESIONES SERÁN BORRADOS, APRENDAN A OPINAR CON RESPETO POR LOS OTROS.

El titular de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) porteña, Juan José Gómez Centurión, acudió ayer a la Legislatura para responder preguntas sobre el incendio de un depósito de la empresa Iron Mountain. En rigor, buscó deslindar su responsabilidad del hecho que causó la muerte de diez bomberos y rescatistas. “Su presentación fue patética. Se dedicó a repartir culpas para todos lados, incluso a parte del gobierno macrista”, señaló el diputado porteño del kircherismo Gabriel Fuks.



El funcionario macrista no pudo explicar la desaparición del archivo que contenía la habilitación del lugar ni tampoco por qué el enorme galpón no fue clausurado a pesar de las advertencias del área de Seguridad e Higiene del Trabajo, informó Tiempo Argentino.

El salón Montevideo lució inusualmente lleno para tratarse de un lunes. Más de 30 legisladores se reunieron en el Parlamento capitalino para interrogar a Gómez Centurión sobre el caso Iron Mountain, la empresa estadounidense que se dedica a la "custodia" de archivos. En febrero de 2014, el fuego consumió un gran depósito de la compañía en Barracas, y en el intento por apagarlo murieron diez personas. Entre los papeles que se quemaron en el sur de la ciudad había algunos rotulados con la leyenda "HSBC lavado de dinero". Meses después se comprobó que la entidad bancaria nacida en Hong Kong y Shangai había fugado capitales argentinos a Suiza.

Gómez Centurión, ex militar carapintada y –discutido– héroe de Malvinas, hizo eje en que "el peritaje de la Policía Federal Argentina concluyó en que el incendio fue intencional y no por fallas de control". Con ese argumento, buscó diluir la responsabilidad de AGC y del propio gobierno macrista. "Gómez Centurión supone que así la responsabilidad del Estado de la Ciudad desaparece. Pero él no es quien debe determinar las culpas, sino que debe hacerlo la justicia", argumentó Fuks, autor de cinco pedidos de informe sobre el siniestro. El ex titular de los Cascos Blancos se trenzó en una discusión cuando el jefe de la AGC deslizó que su presencia en la Legislatura tenía ribetes electorales. Y el entredicho se zanjó con una disculpa del ex militar. Gómez Centurión alegó que la "habilitación del depósito de la calle Azara se realizó en 2007 (NdR.: durante la gestión de Jorge Telerman), antes de las elecciones y en tiempo récord". Las explicaciones dejaron disconformes a los diputados opositores. "Centurión no dijo nada concreto de por qué en seis oportunidades Defensa Civil desaprobó el plan de evacuación y, sin embargo, el depósito continuó habilitado", rechazó el legislador del Frente de Izquierda, Marcelo Ramal.

Otro de los presentes en la reunión de Comisión de Desarrollo Económico fue el otrora precandidato a jefe de gobierno por Seamos Libres, Pablo Ferreyra, quien tildó al funcionario de "irresponsable, por no asumir las consecuencias que genera la omisión de inspecciones a empresas con altos riesgos siniestrales, como aquellas que se dedican a depósito de archivos en papel". El legislador le cuestionó a Gómez Centurión "por qué la AGC era tan 'efectiva' con los centros culturales, ya que se clausuraron más de 50, y tan poco eficiente" con empresas "como Iron Mountain".

La reunión de ayer dejó tiempo para un cruce entre la legisladora Paula Oliveto Lago y la jefa de bloque del FPV, Gabriela Alegre.

En el kirchnerismo se mostraron “sorprendidos” por la poca participación de los legisladores del bloque ECO. "Sólo se entiende en el contexto del acuerdo con el macrismo", fustigó un opositor. Fuera de micrófono, en el PRO calificaron de "muy flojo" el paso de Gómez Centurión por el Parlamento porteño y escucharon en silencio. No todo: la joven macrista Victoria Roldán Méndez casi se muere de la vergüenza cuando un audio telefónico de su novio se escuchó a todo volumen en el salón Montevideo.


0
0
0
0No hay comentarios