Canales populares

El Rafale parece estar lejos de la India por culpa de Rusia





La India quiere acelerar el contrato previsto con Rusia de aviones de combate de quinta generación (FGFA) ante el estancamiento de la firma del acuerdo para adquirir 126 cazas Rafale, de origen francés. El alza de precios que el fabricante Dassault ha calculado para los 108 Rafale que debían construirse en el país por la empresa estatal Hindustan Aeronautics Ltd. (HAL) impiden a la India suscribir el contrato pendiente desde que en 2012 el Rafale fuese elegido como favorito frente al Eurofighter Typhoon por tratarse de la oferta más baja.

Este argumento, esgrimido por las fuentes citadas por el periódico The Times of India, ha impulsado a la India a solicitar a Moscú que las entregas del FGFA que desarrollarán en conjunto ambos países se aceleren de modo que comiencen en apenas 36 meses tras la firma del contrato principal, en lugar de los 94 meses previstos inicialmente.

La India está dispuesta incluso a renunciar a su participación del 50 por ciento en el proyecto y a que los aviones sean construidos por HAL para lograr que Rusia comience la entrega de los aviones T-50, sobre la base de los cuales espera construir los nuevos cazas de quinta generación en el plazo más corto posible. Este programa contempla el suministro de 127 cazas en total.

Entre tanto, las negociaciones con Francia siguen sin estar rotas y se trabaja para tratar de salir del punto muerto actual antes de que el primer ministro indio, Narendra Modi, visite el paí europeo a principios de abril.

Presiones de Moscú para castigar a París



Rusia lleva un tiempo presionando para tratar de vender aviones de combate a la India en detrimento de los Rafale, en una maniobra tras la que también podría ocultarse el interés de Moscú por castigar a Francia por negarse a entregarle los portahelicópteros que le encargó, una medida adoptada por el Elíseo como represalia por el papel ruso en la crisis de Ucrania.

En este contexto, la edición en castellano del portal de información estatal ruso llega a recoger esta semana la información publicada por The Times of India bajo el elocuente titular: La India dice 'no' a los aviones de Francia y busca desarrollar con Rusia cazas de quinta generación.

La compra pendiente de 126 Rafale se estima actualmente en 20.000 millones de dólares (17.000 millones de euros), 8.000 millones más (casi 6.800 millones de euros) de lo previsto originalmente en 2007.

El ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, salió al paso de las críticas por el incremento de precios junto a representantes de Dassault a finales del mes pasado asegurando que el precio no ha variado desde que el programa, conocido como MMRCA (Medium Multi-Role Combat Aircraft), declaró la oferta francesa como postor más bajo (marchamo expresado por las letras LI, derivadas de la expresión Lowest bidder) frente a la presentada por Eurofighter.

Frente al alza calculada sobre los 108 aviones que, de concretarse el acuerdo, deberán construirse en la India por HAL, fuentes de Dassault explican que se trata de una “desviación” de la RPF (solicitud de propuesta) realizada por la India, y que por tanto no puede atribuirse a la empresa francesa.



































0
0
0
0No hay comentarios