Check the new version here

Popular channels

El rey de las cábalas




Alfio "Coco" Basile, el DT de la selección argentina, realiza una serie de rituales antes y durante los partidos para que la suerte esté de su lado.

A la hora de ganar los partidos, a Alfio Basile, el DT de la selección argentina de fútbol, no le alcanza con dirigir a varias de las mejores figuras del fútbol mundial, conducir a uno de los combinados más poderosos a nivel mundial y contar con la rica historia de la camiseta albiceleste. Además de eso, el entrenador es un fiel seguidor de las cábalas, esos pequeños rituales que en base a su repetición pueden "incidir" en la suerte y los resultados.

Tanta es su creencia en estos ritos que actualmente es considerado como el rey de las cábalas entre los técnicos argentinos, luego de que Carlos Salvador Bilardo se alejara de la dirigencia y Reinaldo "Mostaza" Merlo siguiera su carrera como entrenador en Ecuador.




Creer o reventar

A lo largo de su carrera, Basile ha empleado distintas cábalas, las que, si dan resultados, cobran más fuerza durante un determinado período. Por ejemplo, en su último paso por Boca, antes de asumir en la selección argentina, el "Coco" implementó un ritual que cobró repercusión mediática ya que quedaba en evidencia cada vez que su equipo metía un gol y las cámaras de TV lo filmaban.

Con la colaboración de su ayudante de campo, Rubén "Panadero" Díaz, el DT repetía la actuación en cada gol. Díaz salía a la cancha con talco en su bolsillo izquierdo y mantenía su mano adentro del mismo todo el tiempo. Cuando Boca anotaba, iba a saludar a Basile y le daba un par de palmadas en la espalda dejándole una mancha blanca en la camisa negra que el entrenador siempre usaba, como otra de sus cábalas.

En un clásico ante River, según señala una crónica del diario La Nación de Argentina, Basile se cayó al piso, producto de los nervios, y cuando se paró le metió la mano en el bolsillo al Panadero y se pasó talco por su rostro. Tras eso, Martín Palermo empató de penal en el último minuto. Según los allegados al entrenador, el "poder purificador" del polvo blanco sería el motivo de su utilización.

Pero la batería de ritos del DT no termina ahí. El hombre de la voz ronca reitera en cada partido el orden en que se debe sentar en el banco cada integrante del cuerpo técnico, algo que no puede variar. Además, sus colaboradores deben llevar a los partidos un sobrecito de azúcar en su zapato derecho.

Otra de las costumbres de Basile es reiterar su vestimenta en caso de ganar. El DT utilizó una camisa negra a rayas durante el año 2005 con la que ganó el Apertura argentino con Boca. Al comenzar el siguiente torneo vistió otros colores que no le dieron suerte y se compró una similar a la anterior.

Basile también cree en la numerología y siempre evita que sus jugadores utilicen los números 13 y 17 que representan la yeta y la desgracia en el significado de los sueños.



Malos resultados

En los últimos partidos por las Eliminatorias a Sudáfrica 2010, la selección argentina no logró buenos resultados y la actuación del entrenador fue, y es, cuestionada por la prensa y los exigentes hinchas albicelestes.

Uno de los puntos que más le critican al DT es su dependencia a estos rituales. Los creadores del sitio web andatebasile.com, que -tal como indica su nombre- promueve la recolección de firmas para que el DT renuncie, invita a que los enemigos "de las cábalas sin sentido de Basile" se unan a la causa.

En la interna del plantel tampoco ven con buenos ojos los ritos del entrenador. Según publicó la agencia AP, algunos jugadores se burlan de Basile por ciertas actitudes, léase cábalas, como arrojarse talco sobre su cuerpo.

Argentina recibirá a Uruguay el próximo sábado en el Monumental de Núñez con la obligación de ganar para cambiar su imagen. Basile llega al encuentro en una situación muy comprometida y seguramente sacará de su galera algunos de sus "trucos" para que la suerte esté de su lado.









(Observa)








Fuente:

http://www.observa.com.uy/Osecciones/especiales/nota.aspx?id=120399
0
0
0
0No comments yet